El presidente de Bolivia, Evo Morales, entregó hoy ayuda humanitaria a los afectados por los incendios forestales en el municipio San Ignacio de Velasco, Santa Cruz, y garantizó la ejecución de proyectos de impacto social.

Pobladores de la comunidad San Martín de Porres recibieron alimentos, medicamentos, herramientas, mientras que los brigadistas que luchan contra el fuego en la zona les entregaron equipos para reforzar sus labores.

‘Ante la adversidad es tan importante la unidad, es tan importante la solidaridad y con mucha humildad ayudarnos y colaborarnos porque somos de la familia más grande que es nuestra querida Bolivia’, destacó Morales durante un acto público.

El mandatario boliviano realiza visitas permanentes a las comunidades afectadas por los incendios en la región de la Chiquitania y garantizó este miércoles la ejecución de proyectos para proveer agua potable y de riego en esa región.

Asimismo, se comprometió a pavimentar la carretera Santa Rosa de La Roca y Remanso, de 370 kilómetros.

Informó que en las próximas semanas el Gobierno proveerá cinco locales para el sector educacional, previa evaluación de la necesidad del municipio, y anunció la construcción de un módulo educativo equipado como parte de un paquete de tres unidades que beneficiarán también a las comunidades de Santa Rosa y Tierra Hermosa.

Agregó que para el próximo año construirán un coliseo cerrado para beneficiar a los niños y jóvenes de las comunidades de ese municipio.

Por otra parte, el jefe de Estado confirmó la víspera que los focos de calor reportados en el norte del municipio San Ignacio de Velasco estaban casi controlados, tras sobrevolar la región de la Chiquitanía.

Declaró a medios locales en Roboré que la mayor cantidad de focos está concentrada en la localidad de Concepción debido a la sequía y las altas temperaturas, mientras ratificaba la obligación del Gobierno de continuar enfrentando la contingencia.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;