Cientos de personas se reunieron el viernes en la capital comercial de Pakistán, Karachi, para condenar la decisión de la India de despojar a Jammu y Cachemira de su estatus autónomo.

Los manifestantes exigieron acciones militares para poner fin al encierro de Jammu y Cachemira, quemaron banderas indias y fotos del primer ministro indio Narendra Modi mientras cantaban en solidaridad con Cachemira.

Jammu y Cachemira, administrados por la India, han estado encerrados desde el 5 de agosto, cuando India despojó a la región de su estado autónomo al revocar el artículo 370 de la constitución india. Se ha impuesto un toque de queda, así como restricciones de viaje, comunicaciones y movimiento. La medida provocó indignación en Pakistán, que respondió cortando los lazos diplomáticos y económicos con la India.

Desde que se cerró la región, se informa que miles de personas han sido detenidas, y algunos alegan que las fuerzas de seguridad indias las sometieron a torturas.

Etiquetas: ; ; ;