La hazaña de los soldados soviéticos durante la Gran Guerra Patria (1941-1945) se convirtió en un ejemplo para la generación actual de los defensores del Donbass. Sobre esto dijo hoy el Jefe de la República Popular de Donetsk, Denis Pushilin en las celebraciones en honor del 76° aniversario de la liberación del Donbass en el complejo memorial «Saur-Mogila».

«Se dio la casualidad de que hace 76 años era esta altura, este legendario montículo, su defensa que se convirtió en el punto de inflexión desde el cual comenzó la expulsión de los invasores fascistas del Donbass», dijo Pushilin. —Pasaron años, pasaron décadas, pero la generación actual tuvo que defender nuestra tierra. Por supuesto, la hazaña de nuestros abuelos y bisabuelos fue un ejemplo de valentía, coraje y amor por su tierra. La generación actual, la milicia actual son los descendientes de los victoriosos que realmente son dignos de la memoria de nuestros ya legendarios abuelos y bisabuelos».

El jefe de la República agregó que los habitantes de la República Popular de Donetsk deben preservar y transmitir a los descendientes el recuerdo del heroísmo de los defensores de la tierra de Donetsk.

El líder de la RPD depositó flores en el monumento a los caídos durante la liberación del Donbass en la Gran Guerra Patria y la llama eterna en la cima de Saur Mogila, así como en las tumbas de los milicianos de la República. Se celebró un servicio conmemorativo en memoria de todos los defensores de la región.

A los eventos asistieron los jefes de ministerios y departamentos, autoridades locales, diputados del Consejo Popular de la RPD, veteranos de la Gran Guerra Patria y otros habitantes de la República.

El día de la liberación de Donbass de los invasores fascistas se celebra anualmente el 8 de septiembre. En este día de 1943, durante la operación ofensiva de Donbass, se liberó el centro regional, la ciudad de Stalino (ahora Donetsk). Para avanzar en la región, los soldados del Ejército Rojo vencieron la poderosa línea defensiva de la Wehrmacht: el Frente Mius. Uno de los principales puntos estratégicos de la línea de fortificación fue la colina de Saur-Mogila, por el cual las tropas soviéticas lucharon ferozmente.

La colina se convirtió en uno de los símbolos de la liberación. En 1967, se abrió un complejo conmemorativo aquí. Incluía un obelisco de 36 metros de altura y una escultura de un soldado soviético instalado a los pies. Más tarde, la Llama Eterna de la memoria de los soldados que murieron durante el asalto de esta altura estratégica durante la Gran Guerra Patria se encendió aquí. Como resultado de los combates en agosto del 2014, el monumento recibió daños severos. A pesar de esto, Saur-Mogila sigue siendo el principal monumento de la historia militar del Donbass. Decenas de miles de personas vienen aquí anualmente para honrar la memoria de aquellos que cayeron durante la guerra.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ;