El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, expresó el miércoles su preocupación por las promesas de campaña del primer ministro Benjamín Netanyahu de ocupar partes de Cisjordania.

«El Secretario General está preocupado por la declaración del Primer Ministro israelí Netanyahu declarando su intención, si es elegido, de anexar el Valle del Jordán y el norte del Mar Muerto como un primer paso para aplicar la soberanía israelí sobre todos los asentamientos y otras áreas en la Cisjordania ocupada», dijo el portavoz del Secretario General en un comunicado.

El jefe de la ONU considera tales acciones como «una violación grave del derecho internacional».

«Serían devastadores para el potencial de revivir las negociaciones y la paz regional, al tiempo que socavaban gravemente la viabilidad de la solución de dos Estados», dice el comunicado.

El martes, Netanyahu dijo en un discurso televisado que, en caso de ser reelegido, aplicaría la soberanía israelí sobre el valle del Jordán y la parte norte del Mar Muerto. La resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU aprobada en diciembre de 2016 insta a Israel a dejar de construir asentamientos en Cisjordania. El gobierno israelí se negó a implementar la resolución. Durante medio siglo después de que el estado judío capturara Cisjordania, Israel ha construido unos 120 asentamientos allí, que según la ONU se encuentran entre los principales obstáculos para que se reanuden las conversaciones de paz con los palestinos.

El miércoles, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, dijo que si Israel se anexionara parte de Cisjordania, cualquier posibilidad de paz con los palestinos sería destruida. Anteriormente, la Liga Árabe condenó el movimiento de Netanyahu. La Organización de Cooperación Islámica hizo lo mismo y pidió una reunión ministerial de emergencia que se convocará el 15 de septiembre a pedido de Arabia Saudita para discutir la «escalada israelí».

Fuente

Etiquetas: ; ; ;