Un grupo bipartidista de legisladores estadounidenses pide al Pentágono que recopile y publique una lista actualizada de compañías vinculadas al ejército chino que operan en los Estados Unidos.

El grupo escribió una carta al jefe del Pentágono, Mark Esper, el jueves, solicitando la publicación de una lista actualizada «lo antes posible» para «combatir el espionaje económico de China en los Estados Unidos».

Las empresas propiedad de Beijing «adquieren empresas estadounidenses para transferir información de propiedad», entre otras tácticas, lee la carta.

Un portavoz de la embajada china calificó las acusaciones como un ejemplo de «mentalidad de guerra fría», y dijo que la estrategia de Beijing apunta a integrar los sectores económico y de defensa.

En agosto, Estados Unidos puso en la lista negra a una importante compañía de energía nuclear china, un socio para el programa de generación de energía del Reino Unido, por las acusaciones de robo de tecnología estadounidense para uso militar.

Como resultado, el Grupo de Energía Nuclear General de China (CGN) y tres de sus subsidiarias fueron incluidas en la «lista de entidades» del departamento de comercio.

Estados Unidos también ha puesto a la compañía china de telecomunicaciones Huawei en la misma lista desde mayo, a pesar de que no ha proporcionado ninguna evidencia para apoyar las acusaciones de espionaje.

El impulso de los legisladores estadounidenses se produce luego de informes de que Beijing y Washington están tratando de calmar las tensiones antes de una nueva ronda de conversaciones sobre aranceles el próximo mes.

El jueves, el presidente Donald Trump pospuso la imposición de nuevos aranceles a los productos chinos «como un gesto de buena voluntad».

El presidente de Estados Unidos dice que, a pedido de China, retrasó la imposición de nuevos aranceles hasta el 15 de octubre.
Su administración hasta ahora ha impuesto aranceles a cientos de miles de millones de dólares en productos chinos.

China ha cumplido cada ronda de aranceles estadounidenses con medidas de represalia propias, pero sus contramedidas han sido más leves.

Para contrarrestar las acciones estadounidenses de proteccionismo comercial, Beijing en los últimos años ha estado intentando que más entidades internacionales usen su moneda, el yuan, fuera de China.

El banco central de China anunció el mes pasado que estaba cerca de lanzar una versión digital de su moneda en un movimiento para «proteger» su soberanía cambiaria.

La moneda digital propuesta, según el CEO de la firma estadounidense de servicios financieros de criptomonedas Circle, podría desencadenar el uso global del yuan.

Fuente

«Esto se convierte en un mecanismo por el cual (el yuan) se puede utilizar en transacciones cotidianas en todo el mundo», dijo Jeremy Allaire.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;