La declaración se produce cuando el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, culpó el sábado a Irán de los recientes ataques con aviones no tripulados en los campos petroleros de Saudi Aramco, e instó a la comunidad internacional a «condenar pública e inequívocamente los ataques de Irán».

El jefe de la Fuerza Aeroespacial del Cuerpo de Guardias Revolucionarios de Irán, Amirali Hajizadeh, dijo el domingo que las bases y los portaaviones estadounidenses estaban dentro del alcance de los misiles iraníes.

«Todos deberían saber que todas las bases estadounidenses y sus portaaviones, a una distancia de hasta 2.000 kilómetros alrededor de Irán, están dentro del alcance de nuestros misiles», dijo Hajizadeh.

El comandante también agregó que Teherán siempre ha estado preparado para una guerra en toda regla.

El sábado, dos ataques con aviones no tripulados, reclamados por los hutíes, causaron grandes incendios en dos instalaciones petroleras: en Abqaiq, en el este de Arabia Saudita y Khurais, al noreste de Riad. Estos fueron finalmente contenidos por personal de seguridad y servicio de emergencia.

Esto llevó al senador estadounidense Lindsey Graham a acusar a Irán de buscar «causar estragos en el Medio Oriente» y recomendar que Estados Unidos «ponga sobre la mesa un ataque contra las refinerías de petróleo iraníes si continúan sus provocaciones».

Además, el secretario de Estados Unidos, Mike Pompeo, culpó a Teherán por los ataques que exigen la condena pública de las acciones de Irán.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;