Las autoridades y el pueblo bolivianos continúan hoy con las intensas labores para sofocar los incendios en la región de la Chiquitania, una respuesta inmediata que mantienen desde hace casi un mes ante la emergencia ambiental.

De acuerdo con las autoridades, del 17 de agosto a la fecha se han reducido significativamente los focos de calor, pasando de más de ocho mil en la etapa inicial a unos 600 este 12 de septiembre.

Sin embargo, se mantiene el nivel de alerta debido a las condiciones climatológicas, que pueden variar e influir en la situación actual.

El canciller, Diego Pary, dijo durante una entrevista en el programa El Pueblo es Noticias, de Bolivia Tv, que este país cuenta con las condiciones económicas, técnicas y humanas para responder ante la tragedia ambiental. ‘En febrero de 2019, en Bolivia se declaró emergencia nacional y este ha sido el marco legal que nos ha permitido movilizar los recursos económicos nacionales’, recordó.

Según fuentes oficiales, hasta la fecha el Gobierno empleó unos 15 millones de dólares para sofocar los incendios de manera inmediata, con despliegue humano y logístico.

El Gabinete de Emergencia Ambiental, creado por el presidente Evo Morales, dispone de los recursos y medios necesarios para mitigar los incendios forestales, restablecer los servicios básicos, proteger a la población y animales silvestres afectados por ese siniestro; así como crear un plan de reforestación de los bosques en esa región oriental del país.

Más de cinco mil 500 personas, entre ellas autoridades nacionales, departamentales, municipales, brigadistas y voluntarios participan en las labores.

También se cuenta con el apoyo del SuperTanker, los helicópteros Sikorsky y el Chinnok, el avión ruso Ilyushin y otras aeronaves que ejecutan operaciones en el área para disminuir el fuego.

La emergencia nacional es un instrumento legal que ha permitido recibir la cooperación internacional, tanto de países solidarios de diferentes continentes como de organismos financieros y políticos.

Como parte de la cooperación internacional se recibió aproximadamente dos millones 200 mil dólares, informó Pary.

El trabajo con la cooperación internacional se organiza en dos etapas: una primera de emergencia, en este momento, para aplacar y apagar el fuego, mientras la segunda es la de post-incendio, que se implementará tras realizar una evaluación de los daños.

‘Enfrentamos como país un desafío muy grande; una tarea muy difícil que exige lo mejor de nosotros. A nombre del pueblo boliviano, agradecemos el desprendimiento y sacrificio de nuestros brigadistas y voluntarios para apagar el incendio (?) Unidad en la adversidad’, afirmó el presidente Evo Morales en un tuit.

Por su parte, el Comité Andino para la Prevención y Atención de Desastres emitió una declaración donde reconoce la labor de este Estado Plurinacional en el despliegue de recursos humanos y materiales para combatir el fuego en la región amazónica.

También destacaron la protección de los ecosistemas y la integridad de las comunidades que habitan en las áreas afectadas.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;