La invasión de Yemen dirigida por Arabia Saudita es una demostración visual del hecho de que un gran presupuesto militar [67,6 mil millones de dólares en el caso de Arabia Saudita] no significa que sería fácil librar una breve guerra victoriosa. La «breve invasión victoriosa de Arabia Saudita» del régimen de la península ha estado en curso desde el 2015 y no parece estar cerca de ninguna victoria. De hecho, la coalición liderada por Arabia Saudita está perdiendo el conflicto contra Ansar Allah (los hutíes).

Recientemente, Ansar Allah llevó a cabo una serie de ataques con drones y misiles en la infraestructura de Arabia Saudita:

El 14 de septiembre, Ansar Allah atacó las instalaciones petroleras de Aramco en Buqayq y Hijrah Khurays de Arabia Saudita con 10 drones y un misil de crucero;

El 8 de septiembre, Ansar Allah atacó una posición militar de las fuerzas lideradas por Arabia Saudita en Khamis Mushait con varias municiones merodeadoras de Qasef K2;

El 7 de septiembre, Ansar Allah apuntó a un punto militar saudita en el área de Khamis Mushait con varias municiones merodeadoras de Qasef K2;

El 7 de septiembre, Ansar Allah atacó el aeropuerto Najran de Arabia Saudita con un misil Badr-1.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;