El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dice que Estados Unidos está «blindado y cargado» para una posible respuesta a los recientes ataques con aviones no tripulados yemeníes en las instalaciones petroleras de Arabia Saudita.

Trump acudió a Twitter el lunes y dijo que Washington tiene una «razón para creer que sabemos» quién es responsable de los ataques llevados a cabo contra las instalaciones petroleras clave del reino en Abqaiq y Khurais .

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, culpó de la operación a Irán y afirmó que «Teherán está detrás de casi 100 ataques contra Arabia Saudita» y que «no hay evidencia de que los ataques vinieran de Yemen».

Sin embargo, Teherán rechazó la acusación y dijo que Washington parece estar cambiando de una campaña fallida de «máxima presión» a una de «máxima mentira» y «engaño» contra la República Islámica.

El ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, dijo en un tweet que «Estados Unidos y sus clientes están atrapados en Yemen debido a la ilusión de que la superioridad de las armas conducirá a la victoria militar».

Yemen dijo que usó 10 drones para la operación del sábado, que fue uno de sus ataques de represalia más grandes dentro del reino.

El ejército yemení ha dicho que las redadas se llevaron a cabo a raíz de una operación de inteligencia y en cooperación con «ciertas personas honorables y que buscan la libertad dentro de Arabia Saudita».

Los combatientes yemeníes atacan regularmente posiciones dentro de Arabia Saudita en represalia por la ofensiva dirigida por Arabia Saudita, que comenzó en marzo de 2015 en un intento por reinstalar el antiguo régimen aliado de Riad y aplastar a los houthis.

La agresión militar respaldada por Estados Unidos, junto con un bloqueo naval, mató a decenas de miles de yemeníes, destruyó la infraestructura del país y provocó una crisis humanitaria masiva.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;