El presidente de Irán, Hassan Rouhani, y el ministro de Relaciones Exteriores, Mohammad Javad Zarif, no podrán asistir a la próxima sesión de la Asamblea General de la ONU debido a la negativa del gobierno de los Estados Unidos a otorgarles una visa para viajar a Nueva York.

Rouhani y su delegación tenían previsto viajar a Nueva York el lunes  para asistir a la reunión anual de la ONU, pero esa posibilidad parece poco probable, dijo el jueves la agencia de noticias IRNA.

«Si no se emiten visas en las próximas horas, es probable que ese viaje se cancele», informó IRNA.

Quizás una de las razones para el rechazo de la visa se basa en la decisión del Departamento de Estado de los Estados Unidos de incluir al jefe de la diplomacia iraní en una lista de patrocinadores estatales del terrorismo.

Anteriormente, la Casa Blanca amenazaba con prohibir a Zarif ingresar a los Estados Unidos.

Durante su última visita a Nueva York en julio, Javad Zarif solo pudo ir a la ONU, la misión iraní ante las Naciones Unidas, la residencia del embajador iraní ante la ONU y el aeropuerto John F. Kennedy en Nueva York.

«La ausencia de la República Islámica en la Asamblea General mostrará que, contrariamente al apego de Irán a sus compromisos con la ONU y las organizaciones internacionales, la diplomacia no tiene valor para Estados Unidos», dijo un comentario de la agencia IRNA.

Los debates del principal organismo mundial comenzarán el martes 24 de septiembre.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ;