Los sistemas de defensa antimisiles en todo el mundo a veces no logran demostrar el resultado deseado, dijo el secretario de Estado de Estados Unidos, Michael Pompeo, cuando un periodista le preguntó por qué las tropas sauditas, armadas con sistemas de defensa antimisiles Patriot fabricados en Estados Unidos, no lograron repeler el reciente ataque con aviones no tripulados sobre las instalaciones petroleras del reino.

«Hemos visto que los sistemas de defensa aérea en todo el mundo tienen un éxito mixto», dijo el servicio de prensa del Departamento de Estado citando a Pompeo a su llegada a Jeddah. «Algunos de los mejores del mundo no siempre recogen las cosas. Queremos trabajar para asegurarnos de que la infraestructura y los recursos se establezcan de manera que ataques como este tengan menos éxito de lo que parece haber sido».

El máximo diplomático de EE.UU. criticó los rumores de que el ataque a las instalaciones petroleras de Saudi Aramco fue el resultado de la retirada de EE.UU. del Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA) contra el programa nuclear de Irán.

Las instalaciones de la compañía petrolera Saudi Aramco en el este de Arabia Saudita fueron atacadas por diez drones en las primeras horas del 14 de septiembre. En particular, la refinería de petróleo más grande del mundo cerca de la ciudad de Abqaiq y una refinería cerca de Khurais, donde se encuentra el segundo campo petrolífero más grande saudí, quedó bajo el ataque. Los ataques provocaron incendios en 13 instalaciones.

Los rebeldes yemeníes Houthi del movimiento Ansar Allah se atribuyeron la responsabilidad del incidente. Washington afirmó que el gobierno iraní había jugado un papel en el ataque. Teherán descartó enérgicamente esas acusaciones como infundadas.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;