Con el dolor multiplicado por la pérdida de dos colegas, los docentes argentinos, desde Buenos Aires hasta el punto más austral, encabezarán hoy un paro nacional en todo el país en solidaridad con el conflicto existente en la provincia de Chubut.

Organizada por la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) tras el accidente que sufrieron cinco maestras chubutenses, dos de ellas fallecidas, cuando regresaban de una manifestación, la protesta se sentirá en toda la nación con marchas y concentraciones.

Miles de guardapolvos blancos, el uniforme que distingue a la educación pública, se unirán en plazas y calles del país en un duelo colectivo al que también se sumaron los maestros del sector privado.

La educación está de luto, es la frase que retumba desde el pasado lunes por la noche en Argentina tras conocerse la triste noticia del accidente de las docentes, que como mucho de sus colegas, desde hace nueve semanas venían encabezando constantes movilizaciones por sueldos adeudados.

Le exigimos a los Gobiernos Provincial y Nacional la solución urgente del conflicto que se vive en Chubut. Acompañamos con un profundo dolor a las familias de Cristina Aguilar y Jorgelina Ruiz, apuntó la víspera en conferencia de prensa la secretaria general de Ctera, Sonia Alesso, al convocar a la medida de protesta.

Hace 15 días la Ctera salió a las calles también en solidaridad con los maestros de esa provincia patagónica, que habían sido reprimidos por representantes del sector petrolero que intentaban impedir que se manifestaran.

Pedimos paz y serenidad frente a este grave hecho, agregó Alesso, quien convocó a todos los maestros argentinos ‘acompañar este duro momento que están sufriendo los docentes de Chubut, colgando en las puertas de las escuelas y aulas un lazo negro en señal de luto.

Al tomar la palabra ayer en la rueda de prensa, el secretario general del Sindicato Unificado de trabajadores de la Educación en la provincia de Buenos Aires, Roberto Baradel, consideró que ‘estas muertes podrían haberse evitado. Lo advertimos, dijimos que el límite es la violencia.

Es inadmisible que todavía el conflicto no se haya resuelto. El Gobernador de Chubut es el responsable de pagar en tiempo y forma’, dijo.

Por su parte, el secretario general de la Central de Trabajadores de Argentina, Hugo Yasky, anunció la adhesión de ese importante gremio a esta jornada de hoy en la que se espera hayan distintos actos, sobre todo en la capital.

Ayer, en Comodoro Rivadavia, de donde eran oriundas las víctimas, el municipio decretó tres días de duelo y tanto en la Universidad Nacional de la Patagonia como en varias escuelas de la ciudad se resolvió la suspensión total de actividades mientras el Ministerio de Educación del Chubut dispuso asueto en todos los establecimientos educativos.

Cristina y Jorgelina, docentes de la Escuela 738 del barrio San Cayetano de Comodoro Rivadavia, fueron recordadas también la víspera en su provincia de origen con una gran marcha del silencio, como la denominaron.

Etiquetas: ; ; ; ;