El gobierno de La Habana ha denunciado como «injustificada» la expulsión de dos miembros de su misión de las Naciones Unidas por parte de Estados Unidos por reclamos de seguridad.

Washington ordenó a dos miembros de la misión cubana de la ONU que abandonaran Estados Unidos el jueves luego de acusarlos de participar en actividades perjudiciales para la seguridad nacional de Estados Unidos.

«Rechazamos categóricamente la expulsión injustificada de dos funcionarios de la Misión Permanente de Cuba en la ONU y el endurecimiento de las restricciones al movimiento de diplomáticos y sus familias», dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, en un tuit.

Rodríguez también señaló que la medida de los Estados Unidos de expulsar a los diplomáticos cubanos podría culminar en una escalada que podría llevar al cierre de ambas embajadas y provocar tensiones entre Washington y La Habana.

La portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Morgan Ortagus, dijo en un comunicado en Twitter que la administración en Washington había notificado a la embajada cubana la decisión de Estados Unidos.

«Tomamos en serio todos y cada uno de los intentos contra la Seguridad Nacional de los Estados Unidos», dijo Ortagus, y agregó que Washington «requiere la partida inminente» de los dos miembros de la misión cubana de la ONU.

Las identidades de los dos diplomáticos y sus posiciones son desconocidas en la actualidad.

Washington tiene un historial de expulsión de diplomáticos cubanos desde que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asumió el cargo.

Estados Unidos retiró a la mayoría de sus diplomáticos de Cuba en septiembre de 2017 y expulsó a 15 diplomáticos cubanos al mes siguiente.

Las últimas expulsiones se produjeron cuando las Naciones Unidas celebran su 74a Asamblea General en Nueva York.

«Dado que la situación está en curso, no haremos más comentarios en esta etapa que no sea para confirmar que seguiremos de cerca este asunto», dijo la ONU en un comunicado.

Estados Unidos, que ha mantenido un embargo comercial a Cuba desde 1962, ha intensificado sus sanciones contra Cuba en los últimos meses como castigo por su apoyo al gobierno legítimamente elegido en Venezuela.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, apoyado por La Habana, pero cuya destitución es buscada por Washington, se negó a asistir a la reunión de la Asamblea General programada para el 24 y 30 de septiembre.

Estados Unidos y Cuba habían cortado relaciones en 1961 durante la Guerra Fría. Cuba ha estado bajo un bloqueo económico de los Estados Unidos por más de 60 años.

En julio de 2015, los Estados Unidos bajo el ex presidente Barack Obama restablecieron las relaciones diplomáticas con Cuba. Sin embargo, su sucesor, Trump, comenzó a revertir parcialmente el acercamiento histórico tan pronto como asumió el cargo a principios de 2017.

En julio, el Departamento de Estado de Estados Unidos amplió la lista de compañías cubanas bajo sanciones por sus presuntos vínculos con las fuerzas militares y de seguridad cubanas.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;