La construcción del Tren Maya es una obra aceptada por la mayoría de los habitantes de Yucatán, Tabasco, Camnpeche y Quintana Roo, aseguró hoy el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Hablando en su conferencia de prensa matutina desde Mérida donde participa en la cumbre de los Premios Nobel de la Paz, el mandatario mexicano dedicó gran parte de la rueda a ese tema, uno de los más apasionantes y polémicos de su gobierno.

Dijo que es lógico que los yucatecos estén de acuerdo con el proyecto porque se conecta todo el sudeste con un tren moderno para la carga y el turismo en una región con mucha potencia cultural sobre todo y turística.

La idea es que quienes lleguen a la Riviera Maya pueda introducirse en la península, conocer Yucatán, sus zonas arquelógicas, que también hagan lo mismo en Campeche, Palenque, ese el propósito.

No va a haber afectaciones, la mayor parte de la construcción se leva a cabo en la vía que se tiene desde los años 50 del siglo pasado hace casi 70 años que se construyó el ferrocarril del sudeste

Antes, dijo, viajábamos en tren hasta acá, a Valladolid, a las ciudades del este y se podía llegar hasta esos rincones porque había dos vías, una de ellas de pasajeros y eso se suspendió en el período neoliberal, pero se acabaron los trenes de pasajeros en todo el país y dejaron solo los de carga.

Como no les interesaba el sudeste ni siquiera privatizaron por suerte el ferrocarril del sudeste. Todos los demás del centro y el norte del país lo privatizaron, los del istmo no les interesaba.

Cuando me enteré que no lo habían privatizado me puse muy contento. El sudeste estaba abandonado, lo único que creció aquí fue Cancún la Riviera Maya no se desarrolló en 30 años, pero ahora es distinto, ha vendido creciendo Yucatán al igual que Campeche.

En inseguridad, dijo, es importante decir que al igual que en Quintana Roo hay problemas y se trabaja para garantizar la seguridad, aquí ya no es solo Yucatán donde hay tranquilidad sino también en Campeche, Chiapas y Oaxaca, no así en Quinatana Roo, Veracruz y Tamaulipas.

El tren lo acepta la gente,repitió, y constantemente hacemos encuestas y se llevan consultas con campesinos y las comunidades porque nada se impone, nada por la fuerza sino la razón y el derecho.

En el caso del hospital hicimos el compromiso de terminar el hospital que dejaron inconcluso con problemas, denuncias e incumplimientos de empresas que dicen no terminaron la obra porque los gobiernos anteriores incumplieron los contratos, lo vamos a resolver.

Anunció un recorrido para visitar los hospitales de la región con todas las autoridades de salud.

Acerca del aeropuerto actual de Mérida y si se debe construir uno nuevo en función del Tren Maya dijo que es necesario hacer los estudios correspondientes y sugirió que se busque un acuerdo y se le pregunte a la gente de Mérida y Yucatán que opinan.

Pero sobre todo que no se detenga la construcción del Tren Maya que costará 150 mil millones de pesos (más de ocho mil 300 millones de dólares) que va a crear muchos empleos y reactivar tremendamente la economía.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;