Día de la Victoria 9 de Mayo en Moscú, URSS, 1945.

Los intentos de revisar la historia de la Segunda Guerra Mundial están destinados a despojar a la URSS (y Rusia) de su papel como garante del orden mundial de la posguerra, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, en su artículo «Mundo en una encrucijada: el futuro sistema de relaciones internacionales», publicado por la revista «Rusia en asuntos globales».

«Los intentos se han intensificado para tomar el crédito por la Victoria, para borrar de la memoria el papel de la Unión Soviética en la derrota del nazismo, para condenar al olvido los sacrificios del Ejército Rojo por la liberación de los demás, para olvidar a los muchos millones de civiles soviéticos que murieron durante el guerra, para eliminar las consecuencias de la ruinosa política de apaciguar al agresor», dijo Lavrov en su artículo publicado en ocasión de la 74° sesión de apertura de la Asamblea General de la ONU.

«Desde esta perspectiva, es fácil comprender la esencia del llamado enfoque igualitario de los regímenes totalitarios. Su propósito no es solo menospreciar la contribución soviética a la Victoria, sino también despojar retrospectivamente a nuestro país de su papel asignado a la historia como arquitecto y garante del orden mundial de la posguerra, y lo califica de poder revisionista que amenaza el bienestar del llamado mundo libre», subrayó Lavrov.

Según el jefe diplomático de Rusia, este tipo de interpretación de los acontecimientos pasados ​​también significa que algunos países ven los principales logros del sistema de relaciones internacionales de posguerra en «el establecimiento de un vínculo transatlántico y la perpetuación de la presencia militar de Estados Unidos en Europa. Definitivamente, este no es en absoluto el escenario al que apuntaban los Aliados para establecer las Naciones Unidas», señaló Lavrov.

Aniversarios importantes

El próximo año marcará aniversarios de alto perfil e interconectados: el 75 aniversario de la Victoria en la Gran Guerra Patria y la la Segunda Guerra Mundial y el establecimiento de la ONU, dijo Lavrov. «Para comprender el significado espiritual y moral de estos eventos históricos, uno debe tener en cuenta el significado político de la victoria que puso fin a una de las guerras más severas en la historia de la humanidad. La derrota del nazismo en 1945 sentó las bases para el curso posterior de la historia mundial y creó las condiciones para la creación del orden mundial de la posguerra, con la Carta de las Naciones Unidas como marco de apoyo, una fuente clave del derecho internacional hasta el día de hoy», recalcó.

Lavrov señaló que el sistema centrado en la ONU aún mantiene la estabilidad y tiene un gran factor de seguridad, en realidad actúa como «una red de seguridad», «garantizando el desarrollo pacífico de la humanidad en medio de una divergencia de intereses y rivalidades entre las principales potencias».

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ;