Las fuerzas de seguridad afganas han llevado a cabo ataques aéreos en las provincias de Kandahar, Ghazni y Badghis, dejando muertos a 23 extremistas del grupo islamista talibán, informó el sábado la agencia de noticias Khaama Press.

Según la agencia, un ataque aéreo en el distrito de Arghistan de Kandahar dejó 10 extremistas muertos y dos más heridos.

Los ataques en el distrito de Andar de la provincia de Ghazni mataron a 3 extremistas, mientras que un ataque aéreo en el distrito de Bala Murghab de Badghis dejó 10 miembros talibanes muertos.

A principios de este mes, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo que había cancelado las conversaciones secretas de paz con los talibanes en Camp David después de que los talibanes admitieron haber llevado a cabo un ataque en el que murió un soldado estadounidense. Tras el colapso de las conversaciones con Washington, una delegación talibán llegó a Moscú para discutir la posible retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán.

Afganistán ha estado lidiando con una situación de seguridad inestable. El gobierno ha estado luchando contra los talibanes, que han estado librando una guerra contra Kabul durante casi dos décadas, y el grupo terrorista Daesh, que opera en Afganistán desde el 2015.

Fuente

Etiquetas: ;