Estados Unidos y las organizaciones internacionales de DD.HH. ignoraron las detenciones de manifestantes a mediados de septiembre en Nueva York y Houston, demostrando el doble rasero en materia de derechos humanos en varios países, dijo el viernes el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia.

En un comunicado publicado a través de Facebook, el ministerio dijo que aunque las autoridades locales y federales de los Estados Unidos tuvieron tiempo suficiente para preparar comentarios oficiales sobre esos casos, prefirieron guardar silencio sobre ellos. Las principales organizaciones de derechos humanos con sede en los Estados Unidos también decidieron mantenerse al margen e ignorar esos arrestos.

«Simplemente no prestaron atención a estas protestas. Por ejemplo, Human Rights Watch, que es bien conocido en Rusia, apoyó manifestaciones no autorizadas en Moscú prácticamente a diario», dijo el ministerio. «Pero no consideraron que las protestas en los Estados Unidos fueran tan preocupantes. Su sitio web o las declaraciones públicas de sus activistas no contienen ni siquiera un párrafo sobre las recientes detenciones masivas en Houston y Nueva York».

El ministerio continuó diciendo que una declaración del Secretario de Estado de EE. UU. Mike Pompeo del 15 de septiembre de 2019 «parece cínica en este contexto». En la declaración, programada para coincidir con el Día Internacional de la Democracia, Pompeo enfatizó el «compromiso inquebrantable de su país con los derechos inalienables» y expresó su preocupación por «la tendencia global de la reducción del espacio cívico». También aseguró que su país «continuará siendo un líder en la protección del espacio cívico para reforzar los fundamentos de la democracia».

«Este es un ejemplo gráfico de doble rasero. Haciéndose pasar por un líder mundial en la protección de los derechos y libertades básicos, Washington no se detiene en reprimirlos cuando lo considera conveniente, esta vez en casa. Aparentemente, el objetivo principal de los políticos y diplomáticos estadounidenses. en esta situación es continuar predicando sus valores «universales» a otros países», dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia.

Protestas en EE.UU.

El 12 de septiembre, un grupo de activistas de Greenpeace se suspendieron de un puente en Houston, desplegando pancartas relacionadas con temas ambientales. Como resultado, el tráfico fue bloqueado y la policía arrestó a 11 participantes de la campaña.

El 15 de septiembre, la policía de Nueva York arrestó a 76 participantes de una sentada, organizada por el movimiento Close the Camps en una tienda de Microsoft. El movimiento, que hizo campaña para el cierre de campamentos para inmigrantes ilegales, exigió que la compañía se negara a hacer negocios con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;