El secretario general de Hezbolá, Hassan Nasrallah, pidió a los refugiados sirios en el Líbano que regresen a sus hogares en el poblado sirio clave de Qusayr, más de seis años después de su liberación.

En un discurso durante una ceremonia conmemorativa del clérigo libanés mayor Sheikh Hussein Kourani, el líder libanés dijo que a su grupo, que tiene varias posiciones en torno a Qusayr, no le importa el regreso de los refugiados.

«Hemos arreglado nuestra situación en las aldeas de Qusayr de una manera que permite el regreso completo de los lugareños a al poblado de Qusayr y las aldeas cercanas», dijo Nasrallah el 20 de septiembre.

El líder también negó todos los informes que afirman que se está produciendo un «cambio demográfico» en la frontera sirio-libanesa, y dijo que «Hezbolá está listo para cualquier ayuda para asegurar el regreso de los locales de al-Qusayr a sus tierras».

Ubicado en el suroeste de Homs, Qusayr supervisa una gran sección de la frontera con el Líbano y la carretera Damasco-Homs. La fortaleza de los extremistas fue capturada por el Ejército Árabe Sirio y Hezbollah en junio del 2013.

La batalla de Qusayr marcó un cambio en el curso de la crisis siria a favor del gobierno de Damasco. Hezbolá estableció varias bases alrededor de la ciudad para facilitar sus operaciones dentro de Siria.

El llamado de Nasrallah para que los refugiados regresen a la ciudad y las áreas circundantes confirman que Hezbolá está reduciendo sus tropas en Siria.

Fuente

Etiquetas: ; ;