El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, acusado de obtener y revelar secretos de la defensa nacional de los Estados Unidos, pasó siete años en la embajada ecuatoriana en Londres, pero ahora se encuentra recluido en una prisión británica tras su arresto en abril de 2019.

Las autoridades del Reino Unido mantienen al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en condiciones peores que las de los terroristas acusados ​​y le impiden preparar su caso contra la extradición de Estados Unidos, dijo a la Grayzone el editor en jefe de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson.

A Assange, quien recibió una sentencia de 50 semanas en la prisión de Belmarsh en Londres después de ser declarado culpable de violar la Ley de fianzas en abril, se le negó la correspondencia, se le otorgaron solo dos visitas sociales por mes y generalmente se encuentra recluido en condiciones de mayor aislamiento, según Hrafnsson

Aunque el famoso australiano ha cumplido su condena por violar las condiciones de la libertad bajo fianza y se suponía que debía ser liberado el 22 de septiembre, debe permanecer en prisión debido a la creencia «sustancial» de la jueza de distrito Vanessa Baraitser de que Assange podría «fugarse nuevamente» tras su liberación. Hrafnsson argumentó que esto revela una «forma sesgada» de tratamiento del fundador de WikiLeaks por parte del sistema británico.

Assange, que aún permanece en el hospital de la prisión debido a su mal estado de salud, ahora esperará las audiencias de febrero por su extradición a los Estados Unidos, donde enfrenta 18 cargos, incluida la revelación de secretos nacionales.

En 2010, el editor y fundador australiano del sitio web de denuncias WikiLeaks, obtuvo y publicó una serie de filtraciones estadounidenses proporcionadas por el ex analista de inteligencia del ejército estadounidense Chelsea Manning. El gobierno de los Estados Unidos lanzó una investigación criminal contra WikiLeaks y Assange sobre la base de «obtener y divulgar ilegalmente documentos clasificados relacionados con la defensa nacional».

Assange había estado refugiado en la Embajada ecuatoriana en Londres desde 2012 después de que Suecia emitió una orden de arresto internacional contra él en base a acusaciones de agresión sexual. En abril de 2019, Ecuador lo entregó a las autoridades británicas, y los fiscales suecos reabrieron la investigación de delitos sexuales, cargos que Assange ha negado reiteradamente.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;