Docenas de prisioneros palestinos tras las rejas en las cárceles israelíes continúan su huelga de hambre abierta por decimotercer día consecutivo para protestar por la presencia de bloqueadores de teléfonos móviles que causan cáncer en las cárceles.

Según un informe del Centro de Información Palestino el domingo, la huelga de hambre comenzó después de que el servicio penitenciario israelí instaló recientemente muchos dispositivos de bloqueo de teléfonos celulares en sus centros de detención y luego aumentó el nivel de sus señales de radio peligrosas.

Agregó que las autoridades penitenciarias israelíes aún se negaron a cumplir con las demandas ya formuladas por los representantes de los prisioneros palestinos sobre retirar los bloqueadores, activar teléfonos públicos y poner fin a las medidas restrictivas contra los prisioneros.

En los últimos meses, los prisioneros palestinos en varias cárceles se han quejado de fuertes dolores de cabeza como resultado del funcionamiento de los bloqueadores de teléfonos móviles, pero las autoridades siguen ignorando los impactos negativos de los dispositivos en la salud de los prisioneros.

Según los informes, más de 7,000 palestinos están detenidos en cárceles israelíes. Al parecer, cientos de ellos han sido encarcelados bajo la práctica de «detención administrativa», una política según la cual los reclusos palestinos son mantenidos en centros de detención israelíes sin juicio ni acusación.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;