El gobierno de México aumentará en 40 mil millones de pesos (dos mil 200 millones de dólares) el presupuesto de salud para resolver graves problemas en el sector, anunció hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El mandatario dedicó el inicio de su conferencia de prensa matutina en el Palacio Nacional al tema de la salud para informar de las visitas que hizo a unos 60 hospitales del interior de los 80 a los que se propuso llegar este año.

Admitió que la atención médica y la situación en general del cuidado de la salud en el interior del país no es buena, que hay insuficiencias en los hospitales y carencia de médicos, enfermeros y personal técnico, y hay que resolver esas insuficiencias.

Dijo que se está pensando en la elaboración de un tabulador salarial que implique pagar más a los médicos y especialistas que trabajen en las zonas más apartadas del país. Agregó que a la gran mayoría de los galenos y personal de la salud les resulta más beneficioso trabajar en las ciudades y capitales.

Es uno de los motivos, según dijo, de la precariedad de la atención médica en el interior y por eso hay que buscar estímulos para que vayan a trabajar en esos lugares, muchos de ellos recónditos.

Admitió la falta de hospitales, de personal profesional, fallas en el suministro de medicinas y en general una situación poco favorable, y por esas razones fue que decidió visitar todos los hospitales del interior para que nadie le cuente, escuchar directamente a los médicos, enfermeras y enfermeros, a la gente, pacientes y familiares y conocer el trato que les dan

Espero, dijo, que pronto mejoren los servicios y por eso se va incrementar el presupuesto en 40 mil millones de pesos y cumplir con todas las acciones comprometidas para que el sistema de salud de México sea de los primeros y más efectivos del mundo.

En otra parte de su rueda de este lunes habló de la separación de poderes como parte de la batalla contra la corrupción y la necesidad de que esa máxima se cumpla para poder limpiar de ilegalidades y actividades ilícitas el aparato del estado.

Planteó la necesidad de actuar sobre la base de un código de ética y que la obtención de utilidades personales no sean los objetivos que rijan la actuación de los funcionarios.

Pidió a los ejecutivos de empresas que vigilen el salario de los trabajadores para que reciban lo justo y no se corrompan, y exhortó a cuidar el medio ambiente y la salud de los empleados.

Reiteró que el gobierno se mantiene firme en su disposición de acabar con la corrupción en el país, aplicar principios éticos en la gestión y que haya utilidades razonables, justas, no atracos porque a veces buscaban conseguir un contrato en los que se recibía un anticipo y nunca se hacían o cumplían los compromisos y se quedaban con ese dinero.

Y eso se ve en los hospitales, en construcción que dejaron inconclusas esas empresas, una de ellas, cuyo nombre no mencionó, dijo que dejó sin terminar tres nosocomios y el estado tuvo que pagar muchísimo dinero y no se solucionó nada porque quedaron a la mitad.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;