Activistas en Hong Kong profanaron el pabellón nacional chino y destruyeron el centro comercial.

La policía cerró el centro comercial y disparó gases lacrimógenos contra los «manifestantes», quienes a su vez arrojaron piedras a los agentes de la ley.

La policía impidió disturbios graves en el metro de Hong Kong.

Fuente

Etiquetas: ;