A menudo se piensa que el salvajismo terrorista es algo horrendo que solo le sucede a los humanos y / u otras criaturas vivientes. Pero estos son solo algunos de los ejemplos más llamativos de su barbarie. Los terroristas también destruyen el legado cultural y / o histórico de la sociedad como objetivo. Hay innumerables ejemplos de esto. En Europa, la provincia serbia ocupada por la OTAN de Kosovo y Metohija es el ejemplo más llamativo. En este ejemplo particular, se muestra a los terroristas albaneses (se los conoce como algunos de los terroristas más abominables en Siria, como muestra este video) destruyendo el patrimonio histórico y cultural serbio milenario. Por supuesto, Occidente apoyó a los terroristas albaneses. Serbia valientemente se mantuvo firme y luchó contra Occidente y el terrorismo durante los últimos 9 años. Sin embargo, todo ocurrió en el peor momento histórico posible. La época en que Rusia estaba de rodillas.

Siria ha estado bajo un ataque similar. Occidente quería que el país se rindiera. El pueblo sirio se negó. Pronto, las «violaciones de los derechos humanos» estaban en todas partes. Los terroristas comenzaron a acudir en masa de todo el mundo. Occidente los armó. El valiente pueblo sirio ha estado luchando contra ellos desde el 2011. Cientos de miles han sido asesinados. Pero al igual que en Serbia, los terroristas apoyados por Occidente no solo mataron personas. También querían borrar los monumentos del magnífico pasado de Siria. Antiguos pueblos, ciudades, iglesias, mezquitas, etc. fueron destruidas, quemadas o arrasadas. Los tesoros históricos y culturales más valiosos de Siria (y del mundo) fueron destruidos. Sin embargo, la pérdida de la herencia de Siria habría sido mucho peor si no hubiera sido por Rusia, la única superpotencia militar restante capaz de resistir al conocido gigante imperialista.

Ahora, Rusia no solo está ayudando a Siria militarmente. Las autoridades sirias y Rusia también han estado trabajando para restaurar la antigua ciudad de Palmira a su antigua gloria. La UNESCO, dominada por Occidente, no muestra la diligencia debida hacia los monumentos destruidos del país, aunque todos están libres de minas. Los zapadores rusos se aseguraron de eso. ¿Qué es lo que les impide ayudar? Indiferencia, falta de recursos, ¿o es la (geo) política de sus principales patrocinadores financieros?

Fuente

Etiquetas: ; ; ;