A pesar de no cumplir con el objetivo de gasto de la OTAN del 2 por ciento, el gasto de defensa per cápita de Noruega ya se encuentra entre los más altos del mundo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no está contento con el gasto de defensa de Noruega, un mensaje que el embajador de Estados Unidos, Kenneth Braithwaite, ha estado ansioso por comunicar a varios funcionarios de alto rango en el comité de defensa y asuntos exteriores del parlamento, informó el periódico Klassekampen.

«Se ha dejado muy claro y no está satisfecho», dijo al periódico el vicepresidente del Comité de Asuntos Exteriores y de Defensa, Christian Tybring-Gjedde, del Partido del Progreso.

Dada la importancia de Noruega como vecino de Rusia (los países comparten una frontera terrestre de 195.7 kilómetros o 121.6 millas en el extremo norte), Estados Unidos quiere que Oslo aumente sus gastos de defensa al nivel de al menos 2 por ciento de su PIB. En 2018, el gasto en defensa de Noruega ascendió a 1.62 por ciento.

“Fue claro en su mensaje y no acepta el razonamiento que se nos ocurrió. Señalan que Noruega es el único país de la OTAN que comparte una frontera con Rusia y no alcanza el objetivo de gasto del 2 por ciento del PIB «, explicó Tybring-Gjedde.

Según Tybring-Gjedde, Estados Unidos ha expresado su preocupación por los gastos de defensa de Noruega durante mucho tiempo.

Mientras que Noruega tuvo una relación amistosa con la vecina Rusia, las intrigas de la OTAN han puesto en tela de juicio; Esto alcanzó proporciones absurdas a principios de este año cuando se rumoreaba que una afable ballena beluga que llevaba un arnés de fabricación rusa era un espía ruso que había desertado.

«Lo nuevo es que los estadounidenses ahora son más duros con las posibles repercusiones», dijo Tybring-Gjedde, destacando una vez más la proximidad de Noruega a Rusia.

Hårek Elvenes, del partido conservador gobernante, confirmó que había conocido a Braithwaite a mediados de agosto. Por su propia admisión, el embajador reiteró la expectativa de los Estados Unidos de que la decisión de la OTAN de 2014 sobre el gasto objetivo del 2 por ciento tomado en la cumbre de Gales se tomará en serio.

«Destacó la seriedad de la situación de la política de seguridad y las limitaciones de las responsabilidades de los Estados Unidos en la política de seguridad en todo el mundo», subrayó Elvenes.

Según Klassekampen, Braithwaite también se reunió con la vocera de defensa del Partido del Centro, Liv Signe Navarsete, y el presidente del comité de defensa y extranjero, Anniken Huitfeldt, del Partido Laborista.

“Noruega es miembro fundador de la OTAN y miembro clave de la alianza, y es financieramente capaz de cumplir con estos compromisos. He enfatizado que es importante que Noruega muestre liderazgo y alcance la meta del dos por ciento mucho antes de 2024 ”, dijo Braithwaite.

En junio de 2018, Donald Trump envió una carta a la primera ministra Erna Solberg, señalando que Noruega es el único país de la OTAN con una frontera con Rusia que no tiene un plan claro para aumentar el gasto de defensa al 2 por ciento de su PIB.

Según Elvenes, las asignaciones de defensa han aumentado en los últimos años, pero los pasos adicionales se elaborarán en el próximo plan a largo plazo que aún no se ha adoptado.

Sin embargo, cuando se trata del gasto de defensa per cápita, Noruega se ha clasificado constantemente entre los diez primeros. Los otros países de la OTAN que limitan con Rusia (Polonia, Lituania, Letonia y Estonia) tienen un PIB per cápita significativamente más bajo. Noruega solo puede tener una población de menos de 5,5 millones, pero los noruegos se encuentran entre los europeos más ricos y su gobierno puede presumir de un considerable ‘huevo de ahorros’ propio: controla un fondo de riqueza soberana por valor de más de un billón de dólares. Noruega fue uno de los primeros países de la OTAN en mostrar interés en el F-35A Lightning II, el caza furtivo multiusos de Lockheed Martin.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;