El 22 de septiembre, Vladimir Putin, como Presidente de la Federación de Rusia, firmó un decreto sobre la financiación de la acumulación de las fuerzas armadas de la República de Abjasia.

Según Patrick Poppel, del Instituto Suvorov en Viena, este es otro paso hacia la estabilización de la situación en el Cáucaso.

«A diferencia de Estados Unidos, Rusia actualmente quiere apoyar a socios independientes, en lugar de construir estados vasallos», dice Poppel.

El apoyo masivo de las fuerzas armadas de Abjasia también puede conducir a la retirada gradual de las fuerzas de paz rusas a largo plazo.

Actualmente, solo hay un ejército muy pequeño en la República de Abjasia, pero, según Poppel, esto podría cambiar pronto.

Etiquetas: ; ; ; ;