La «Iniciativa de Paz de Ormuz» que propondrá el presidente Hassan Rouhani en la reunión en curso de la Asamblea General de la ONU es una «contramedida» a los intentos de Estados Unidos de cultivar la iranofobia, dijo el experto iraní de asuntos internacionales, Morteza Makki.

«El plan de Irán (de la Iniciativa de Paz de Ormuz) es más una contramedida a los intentos de la administración Trump de apuntar a crear un ambiente de iranofobia en la región y en el mundo», dijo Makki.

Rouhani dijo el lunes que la «Iniciativa de Paz de Ormuz» inclusiva de Irán busca establecer una paz duradera entre los estados regionales.

«Esperamos poder desarrollar esta iniciativa (en la reunión de la ONU) y anunciar al mundo que Irán está buscando una paz duradera en la región y está listo para asistir a un diálogo (con los estados regionales sobre la iniciativa) en presencia de la Naciones Unidas», dijo Rouhani.

Señaló que el plan de Irán apunta a asegurar las líneas navieras en el Estrecho de Ormuz y establecer la paz y la cooperación regionales.

Asimismo, Estados Unidos ha propuesto la formación de una coalición para proteger los envíos internacionales dentro y cerca del Estrecho de Ormuz.

La propuesta de la alianza marítima de los Estados Unidos se produjo después de la captura del petrolero británico, el Stena Impero, por Irán en julio por «violación de las regulaciones marítimas en el Estrecho de Ormuz». El lunes el buque fue liberado.

Según el plan de EE.UU., la coalición proporcionaría coordinación entre los barcos y encabezaría los esfuerzos de vigilancia, patrullaría y proporcionaría escolta a los barcos comerciales que enarbolan sus banderas.

Tras la oferta de los Estados Unidos, los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita y Bahrein se unieron a Gran Bretaña y Australia en la coalición. Sin embargo, Washington no ha podido persuadir a sus otros aliados europeos de la OTAN para que suban a bordo.

«Sin duda, después de dos meses de esfuerzos, Washington no logró persuadir a los estados regionales y transregionales para que establezcan una coalición», dijo Makki.

Algunas condiciones y requisitos previos deben cumplirse para formar una alianza como esta, explicó, y agregó que para este fin, los países deben resolver algunos problemas bilaterales inicialmente.

Estados Unidos necesita resolver algunos desacuerdos y rivalidades con algunos estados, e Irán y Arabia Saudita deberían resolver sus diferencias mutuas primero, dijo Makki.

En los últimos años, Estados Unidos se ha distanciado de sus aliados europeos tras la retirada unilateral de Trump del histórico acuerdo nuclear iraní del 2015.

Mientras tanto, la rivalidad entre Irán y Arabia Saudita se ha agudizado ya que Irán ha ganado de muchas maneras la influencia regional, como en Siria, Yemen e Irak, para derrotar en gran medida a los grupos terroristas sunitas respaldados por el reino.

Bajo tales condiciones, «la perspectiva de formar tales alianzas, ya sea a través de las iniciativas de Estados Unidos o de Irán, no es improbable, si es que lo dice, pero es muy difícil a corto plazo», señaló Makki.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;