Estados Unidos expulsó a Turquía de su programa F-35 después de que Ankara optó por comprar el sistema de defensa aérea ruso S-400. Los expertos creen que Turquía ahora puede buscar comprar su avión militar a Rusia.

El presidente de la Gran Asamblea Nacional de Turquía, Mustafa Şentop, dijo a principios de esta semana que Turquía puede comprar aviones de combate Su-35 y Su-57 en condiciones favorables después de que EE.UU. lo expulsara de su programa del caza furtivo F-35.

Durante el Salón Internacional de Aviación y Espacio MAKS-2019 en Zhukovsky a las afueras de Moscú el mes pasado, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, vio los aviones Su-35, Su-57 y MiG-35 rusos como parte del espectáculo. Luego le dijo a los medios que los Su-35 o Su-57 podrían reemplazar a los F-35 de Lockheed después de que Washington bloqueara su entrega tras la decisión de Turquía de comprar el sistema de defensa aérea S-400 de Rusia.

Un miembro del Consejo de Seguridad Presidencial y Política Exterior de Turquía, profesor de derecho en la Universidad de Yeditepe, profesor de relaciones internacionales en la Academia de la Fuerza Aérea de Turquía en Estambul, Mesut Hakki Casin, comentó sobre el mayor desarrollo de la cooperación técnica de aviación de Turquía con Rusia y Estados Unidos en un entrevista.

“En la actualidad, Turquía está en la etapa de tomar una decisión muy seria. Una de las razones de esto es el hecho de que Estados Unidos se negó a entregar aviones de combate F-35 a pesar de que Turquía ha pagado el dinero en su totalidad. Se sabe que esta posición de los Estados Unidos está relacionada con la compra por parte de Turquía de los sistemas rusos S-400. Mientras tanto, esto es contrario al derecho internacional porque en un caso estamos hablando de sistemas de defensa aérea, en el otro, de un avión militar. Además, Turquía es legalmente uno de los fabricantes de aviones F-35”, dijo.

“Durante su reciente visita a Rusia, el presidente Erdogan prestó especial atención a la discusión de dos cuestiones importantes: la compra del Su-35 y la implementación de proyectos para la producción conjunta de aviones Su-57 de quinta generación. Actualmente, expertos de las Fuerzas Armadas turcas, el Ministerio de Relaciones Exteriores y otras autoridades competentes están estudiando estos temas. Paralelamente, Turquía está defendiendo sus derechos para la entrega de F-35 mientras continúa negociando con los Estados Unidos sobre este tema. Si Estados Unidos continúa negándose a transferir aviones de combate a Turquía, tomará una decisión final sobre la compra del Su-35 y la producción conjunta del Su-57. Además, en este caso, Turquía probablemente nunca volverá a comprar aviones estadounidenses. Del mismo modo, después de que Gran Bretaña confiscó los acorazados turcos Sultan Osman y Reşadiye durante la Primera Guerra Mundial, Turquía ya no le compró barcos, aviones ni ningún equipo militar”, agregó Casin.

Hablando del éxito de la tecnología rusa en el Festival de Tecnología y Aeroespacial de Estambul Teknofest 2019, el experto señaló:

«Los expertos turcos apreciaron mucho la maniobrabilidad del Su-35 y, en general, mostraron un gran interés en los aviones militares y civiles rusos. Se espera que el presidente Erdogan asista al festival el viernes. En general, podemos decir con confianza que la cooperación entre Turquía y Rusia en la economía, la aviación y el espacio ha alcanzado un nivel cualitativamente nuevo», concluyó.

A su vez, el economista turco Şevket Apuhan, al comentar sobre los posibles acuerdos en el campo de la aviación entre Turquía y Rusia, señaló que Rusia «es el principal país en cooperación con el que Turquía puede desarrollar tecnologías modernas y establecer la producción nacional de equipos«.

Según Apuhan, la expulsión de Turquía del programa F-35 es «una gran bendición para él, ya que cada dólar que recibe Estados Unidos por vender equipo militar se utiliza para suministrar armas pesadas al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (el PKK es reconocido como una organización terrorista en Turquía). En esta situación, Turquía, pensando que proporciona su seguridad, en realidad se hace muy vulnerable con sus propias manos. Sobre esta base, poner fin a los costos de seguridad que entran en el bolsillo de los Estados Unidos también es un paso estratégico importante. La declaración del presidente Erdogan durante una visita a Rusia sobre la posibilidad de comprar aviones militares rusos puede verse como un mensaje para los Estados Unidos y toda la comunidad mundial. La cooperación con Rusia ayudará a fortalecer la posición de Turquía en esta área y garantizará la independencia de Estados Unidos, que apoya a los grupos hostiles turcos (kurdos) a lo largo de su frontera sur», concluyó.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;