Una explosión ocurrió mientras un autobús que transportaba a la policía antidisturbios se dirigía a Kozan, una ciudad de aproximadamente 80,000 personas en la provincia turca de Adana, según el periódico turco Hurriyet.

Después de la explosión, una gran cantidad de personal de seguridad y varios equipos de paramédicos llegaron al lugar.

Los vehículos blindados de la policía antidisturbios, así como los vehículos circundantes fueron dañados por la explosión.

No hay información inmediata sobre víctimas, según la agencia de noticias Ihlas.

El gobernador de Adana, Mahmut Demirtas, dijo que varios policías y civiles resultaron heridos en el ataque.

Sin embargo, agregó que la condición de los heridos no era crítica.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;