Corea del Norte ha expresado su esperanza de que Donald Trump pueda dar nueva vida a las conversaciones nucleares estancadas, calificando al presidente de Estados Unidos como «diferente» de sus predecesores de línea dura.

Trump debería tomar una «opción sabia y una decisión audaz» para poner fin al estancamiento diplomático entre Estados Unidos y Corea del Norte, dijo el viernes el asesor del Ministerio de Relaciones Exteriores, Kim Kye Gwan. Argumentó que las negociaciones futuras serían de poca utilidad porque Washington continúa insistiendo en que Pyongyang primero debe renunciar a su arsenal nuclear antes de recibir alivio de sanciones y otras concesiones.

Elogiando a Trump como «diferente de sus predecesores en un sentido político», Kim dijo que el presidente de los Estados Unidos tendría que romper con el enfoque convencional de Washington hacia Corea del Norte para que las conversaciones avancen con éxito.

«Yo y el Ministerio de Relaciones Exteriores de la RPDC seguiremos los movimientos futuros de los Estados Unidos», agregó, utilizando la abreviatura del nombre oficial de su país, la República Popular Democrática de Corea.

Trump ha señalado que otra reunión con el líder norcoreano Kim Jong-un podría ocurrir pronto, incluso sugiriendo que su próxima cita podría ser en la Casa Blanca.

Si bien Pyongyang aparentemente ve a Trump como alguien con quien pueden trabajar, no se puede decir lo mismo del Secretario de Estado Mike Pompeo. El mes pasado, el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, Ri Yong-ho, describió a Pompeo como una «toxina acérrima» y una «planta venenosa de la diplomacia estadounidense».

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;