La situación en Libia, que se convirtió en un punto de apoyo para el terrorismo internacional después de la intervención militar de la OTAN en el 2011, amenaza la seguridad de los países del sur de Europa, dijo el jueves el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergey Lavrov, en la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU.

«La intervención militar de la OTAN en Libia hace ocho años sumió al país en el caos, socavando el sistema de garantizar la seguridad en el norte de África, conduciendo a tasas crecientes de venta de armas y delincuencia en todo el continente», dijo Lavrov.

«Libia se convirtió en un refugio seguro y un punto de apoyo para varios terroristas cuyo número aumenta después de los recién llegados de Irak, Siria y otros países. Los países de la región del Sahel también sufren esto», agregó.

«La seguridad en los países de África occidental y central está amenazada, así como en los países del sur de Europa», enfatizó Lavrov.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;