Los ciudadanos de Afganistán votaron el sábado para elegir al presidente del país en una elección en la que se registraron alrededor de 9,5 millones de personas para votar. Sin embargo, el proceso electoral fue interrumpido repetidamente por los ataques lanzados por el grupo extremista talibán que prometió interrumpir la votación.

Un niño murió mientras nueve personas resultaron heridas en ataques con misiles en la provincia de Helmand en el sur de Afganistán.

Se dispararon al menos 10 misiles contra la ciudad de Lashkar Gah y el pueblo de Gereshk en la provincia.

Las autoridades locales no han confirmado oficialmente las víctimas.

Mientras tanto, al menos una persona murió y siete resultaron heridas, incluidos niños, en un ataque con misiles llevado a cabo por el grupo extremista talibán en la provincia de Urozgan, en el sur de Afganistán. El misil golpeó una casa residencial en la ciudad de Tarinkot. Una mujer fue asesinada en el acto. El misil también hirió a un hombre, una mujer y cinco niños.

El este del país también fue objeto de bombardeos. Según una fuente de la oficina del gobernador de Nangarhar, la provincia afgana oriental de Nangarhar fue alcanzada por al menos ocho ataques con bomba el sábado y al menos siete personas resultaron heridas.

Mientras tanto, una fuente más, esta vez en la esfera de seguridad, reveló que hubo 17 explosiones de bombas, que mataron a una persona e hirieron a otras 17.

El portavoz del Ministerio del Interior, Nusrat Rahimi, dijo en una conferencia de prensa que hasta ahora no se había producido una explosión importante. Agregó que todas las explosiones menores tuvieron lugar fuera de los centros de la ciudad.

Los talibanes dijeron el sábado por la mañana que el grupo había bloqueado el acceso a los colegios electorales en algunas provincias y atacó algunos centros.

Temprano en el día, tres personas resultaron heridas en una explosión cerca de un centro de votación en Kandahar, pocas horas después del comienzo de las elecciones presidenciales.

Poco después del incidente, una explosión aparte sacudió un centro de votación en la capital afgana de Kabul. No se informaron víctimas, pero las autoridades han suspendido la votación para asegurar el área. Pronto se produjo otro ataque con bomba que mató a una persona e hirió a otras dos en un colegio electoral en la escuela secundaria Amarkhil en la provincia de Nangarhar.

Los ciudadanos afganos se dirigieron a los colegios electorales esta mañana, y el gobierno envió a 72.000 oficiales de seguridad para proteger a los votantes en medio de las amenazas del movimiento talibán.

Estas son las cuartas elecciones presidenciales oficiales celebradas en el país devastado por la guerra en medio del enfrentamiento entre el gobierno de Kabul y los militantes talibanes. El movimiento talibán estuvo previamente en conversaciones de paz con funcionarios estadounidenses, pero en septiembre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que las negociaciones estaban «muertas».

Fuente

Etiquetas: ;