La posición constantemente cambiante del «líder» de la oposición venezolana, Juan Guaidó, en sus negociaciones con el gobierno demuestra que actúa bajo el control de alguien, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, a los periodistas en el marco de la 74° Asamblea General de la ONU.

«Los enviados del Sr. Guaidó: cambian su postura en la mañana, en la tarde, al día siguiente. Al principio, rechazaron todas las iniciativas. <…> Más tarde, Guaido pareció construir un diálogo entre sus representantes y representantes del gobierno durante el llamado proceso de Oslo. Ahora el gobierno, como me confirmaron los enviados de los líderes venezolanos, está listo para el proceso de Oslo, pero los caprichos del Sr. Guaidó y su equipo pueden explicarse claramente por el hecho de que él no es un figura independiente», dijo Lavrov en una conferencia de prensa para resumir los resultados de su trabajo en la Asamblea General de la ONU.

«Se le dice qué hacer para crear otro pretexto para una crisis, para intensificar las tensiones, para justificar el uso práctico de la Doctrina Monroe, para activar el mecanismo conocido como el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca», dijo.

El principal diplomático de Rusia agregó que «la posibilidad de una invasión militar en Venezuela» se está discutiendo como parte de este mecanismo.

«Por supuesto, no puedo tomar decisiones por un estado soberano, no interferimos en sus asuntos, pero tengo la sensación de que si esto sucede, todos los pueblos de América Latina, la mayoría de la población de América Latina estarán indignados», dijo Lavrov.

Continuó diciendo que los representantes venezolanos con quienes se reunió el viernes, incluida la vicepresidente Delcy Rodríguez y el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, «están listos para un diálogo con la oposición para buscar un acuerdo nacional».

«Naturalmente, están negociando con la parte de la oposición que está lista para hacerlo», dijo Lavrov.

Durante el Debate general de la 74° Asamblea General de la ONU el viernes, Lavrov dijo que Rusia se opuso firmemente a los intentos de Estados Unidos de devolver el continente latinoamericano a los tiempos de la Doctrina Monroe, que prevé cambios de régimen a través del chantaje militar y la coerción económica.

«Ahora nos enfrentamos a los intentos de agregar a Venezuela a la lista de países cuya condición de estado fue destruida ante nuestros ojos a través de la agresión o golpes de estado inspirados en el extranjero», dijo. «Al igual que la abrumadora mayoría de los miembros de la ONU, Rusia rechaza los intentos de devolver las «reglas» que se remontan a los tiempos de la Doctrina Monroe a América Latina, para cambiar de regímenes externos en estados soberanos que descienden a los métodos de chantaje militar, ilegal coerción y bloqueo como ocurre en relación con Cuba en desafío a las resoluciones de la ONU».

«El próximo año se cumple el 60° aniversario de la Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales adoptada por iniciativa de nuestro país. Sin embargo, varios estados occidentales todavía se aferran a las viejas ‘reglas’, ignorando esta Declaración y otras decisiones de la Asamblea General sobre la descolonización dirigidas directamente a ellos, mientras se mantenían los antiguos territorios de ultramar bajo su control», agregó el máximo diplomático de Rusia.

La Doctrina Monroe surgió en los Estados Unidos a principios del siglo XIX. Se centró en la idea de que los países del hemisferio occidental no deben verse envueltos en conflictos europeos. Sin embargo, en la práctica, a menudo se usaba para justificar el dominio estadounidense en la región, la interferencia de algunos estados en los asuntos internos de otros y la política de expansionismo.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ;