El gobierno de los Estados Unidos está trabajando duro para romper el dominio de China sobre los suministros minerales críticos, lanzando un plan para impulsar la extracción de litio, cobalto y tierras raras en todo el mundo.

La Iniciativa de Gobernanza de los Recursos Energéticos (ERGI), anunciada en junio, involucra a Australia, Botswana, Perú, Argentina, Brasil, República Democrática del Congo, Namibia, Filipinas y Zambia.

El plan busca promover la extracción responsable de 15 minerales que se espera que tengan una gran demanda a medida que la adopción de tecnologías como vehículos eléctricos, almacenamiento de baterías y turbinas eólicas continúen aumentando.

«Queremos asegurarnos de que estos importantes productos minerales permanezcan libres de coerción y control internacional», dijo el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, en una reunión celebrada el jueves en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

«El trabajo que estamos haciendo aquí es absolutamente esencial: es esencial para garantizar un suministro de energía seguro y confiable para cada nación», señaló.

Pompeo dijo que la administración Trump también trabajará en acuerdos bilaterales, como el que firmó recientemente con Canadá, con el objetivo de fortalecer la cooperación en minerales críticos.

Washington también ha obtenido el apoyo de Australia, que se ha comprometido a facilitar posibles empresas conjuntas para mejorar la capacidad de procesamiento de tierras raras y reducir la dependencia de las tierras raras chinas.

A principios de septiembre, Canberra identificó 15 proyectos de tierras raras y minerales críticos que pretende defender como parte del esfuerzo conjunto con los Estados Unidos para desafiar el dominio de China en el mercado.

El anuncio siguió a un movimiento de Lynas Corp. de Australia (ASX: LYC), el mayor minero de tierras raras del mundo fuera de China. En julio, la compañía firmó un acuerdo con su socio, Blue Line, con sede en Texas, para construir una instalación pesada de separación de tierras raras en los Estados Unidos. La instalación debería comenzar a operar en 2021.

Estados Unidos también ha firmado un memorando de entendimiento para ayudar a Groenlandia en la exploración y el desarrollo de los recursos de la isla, en particular, sus minerales de tierras raras.

Washington se ha vuelto más preocupado recientemente por su dependencia de las importaciones de minerales después de que Beijing sugiriera usarlas como palanca en la guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo.

Supremacía creciente
China representa casi el 80 por ciento del suministro mundial extraído de tierras raras, un grupo de 17 elementos químicos utilizados en todo, desde productos electrónicos de consumo de alta tecnología hasta equipos militares.

La nación ha usado su dominio de tierras raras para hacer un punto político en el pasado. Bloqueó las exportaciones a Japón después de una disputa marítima en 2010, aunque el consiguiente aumento en los precios desencadenó una carrera para asegurar el suministro en otros lugares.

Beijing también ha estado asegurando suministros de otros minerales críticos y metales de batería como el litio, el cobalto y el níquel, comprando participaciones en proyectos mineros en países desde Australia hasta Sudamérica y Groenlandia.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;