El capitalismo evidencia hoy una crisis general reflejada en otras siete que se retroalimentan e influyen a su vez unas sobre otras, aseguró el ministro de Economía y Finanzas Públicas de Bolivia, Luis Arce.

‘La quiebra de Lehman Brothers en 2008 y la intervención como nunca del Estado norteamericano, estatizando una empresa y creando un paquete para salvar a los bancos en crisis, luego de haber vendido activos tóxicos, fue la primera expresión de la crisis financiera’, explicó el titular.

Al intervenir anoche en el seminario internacional Guerra Comercial y crisis capitalista: impactos y alternativas para América Latina, Arce indicó que un segundo factor crítico es el climático.

Precisó al respecto que en los foros multilaterales se habla de cambio climático, como si fuera algo que se puede modificar y administrar.

Añadió que en realidad se trata de una crisis al punto que por primera vez los ministerios de Economía se ven obligados a implementar en sus presupuesto el combate a sequías, tornados, ciclones y otros desastres naturales, registrados de manera cada vez más frecuente..

Durante la conferencia magistral impartida en la sede de su cartera, el titular describió que otro problema crítico en el mundo actual es el energético, con fluctuaciones en los precios del petróleo que ahora no solo tienen que ver con oferta y demanda sino con otros acontecimientos como las guerras y otros conflictos.

Describió que es en los países desarrollados donde se registran los mayores indicadores y significó que ya China rebasó a Estados Unidos en el consumo.

‘Poco a poco los países desarrollados enfrentan problemas de insuficiente producción energética -explicó-, y por eso se va incorporando cada vez más tecnología, más recursos para poder emplear nuevas formas de producción’.

Arce añadió que otra crisis del sistema es la alimentaria, con una población mundial que crece a un ritmo muy superior al incremento de ese tipo de productos.

En relación con la influencia entre una crisis y otra, refirió, por ejemplo, cómo las heladas provocan que en muchos territorios se afecte la producción alimentaria.

‘También ocurren migraciones porque no se puede trabajar en el campo -razonó Arce-, y entonces hay más bocas que alimentar en las ciudades’.

Según Arce, otra crisis que amenaza al planeta bajo los patrones de consumo del capitalismo es la hídrica, y al respecto recordó la advertencia de investigadores que consideran como la causa de una posible guerra mundial a la lucha por el control del agua potable.

En la jornada inaugural del seminario intervinieron también el presidente del Banco Central de Bolivia, Pablo Ramos, Iván Iporre, director general de la Escuela de Gestión Pública Plurinacional.

Unos 20 académicos de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia y México asisten al seminario que será clausurado el 2 de octubre.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;