Las últimas sanciones de Estados Unidos contra Rusia por la supuesta intromisión electoral de 2016 han desencadenado una respuesta furiosa en Moscú, que las desestimó como un reflejo de una crisis política en Washington.

El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos dio a conocer un nuevo lote de restricciones, que invocó por primera vez la orden ejecutiva del presidente Donald Trump sobre la interferencia electoral. Los ciudadanos rusos Denis Kuzmin e Igor Nesterov fueron atacados por «enlaces» a la Agencia de Investigación de Internet, supuestamente la famosa «granja de trolls» utilizada para entrometerse.

Además de eso, las restricciones se impusieron a tres compañías registradas en las Seychelles, así como a tres aviones propiedad de dichos negocios y un «buque de recreo» registrado en San Vicente y las Granadinas.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia no perdió palabras al disparar.

«Lo que hizo que los burócratas de Washington los pusieran a todos en la misma lista, qué relación tienen los aviones y los barcos, como se afirma, con la interferencia en las elecciones estadounidenses, no está claro», dijo el ministerio en un comunicado.

Los diplomáticos también señalaron que las sanciones de Estados Unidos ya se han dirigido a ciertas personas dos veces y tres veces, alegando que «los autores de las sanciones carecen de imaginación o se confunden con sus múltiples listas».

La campaña de sanciones interminables contra Moscú es una señal de la profunda crisis política en los Estados Unidos, dijo el ministerio, ya que «una parte del establecimiento de Washington» utiliza el tropo anti-ruso para alcanzar sus «objetivos oportunistas». Mientras que Moscú llama a Estados Unidos para dejar de jugar «juegos de sanciones» por completo y entablar un diálogo significativo, está listo para tomar represalias.

“Como antes, el ataque anti-ruso no quedará sin respuesta. Al mismo tiempo, instamos a los políticos estadounidenses a que dejen de jugar juegos estúpidos de sanciones, que arrojan cero resultados, y que vuelvan a una posición basada en el sentido común «, agregó el ministerio.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;