La extensión de las sanciones de los Estados Unidos contra los ciudadanos rusos refleja la crisis de política interna que se desata actualmente en los Estados Unidos, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia en un comunicado publicado el lunes.

«Entendemos que tales pasos reflejan la crisis de política interna que se desata en los Estados Unidos, durante la cual el establecimiento de Washington usa a Rusia como un instrumento para alcanzar sus propios objetivos oportunistas», indica el mensaje. «Sin embargo, los funcionarios que bailan al son de los rusófobos descarados deben darse cuenta de que sus acciones contradicen las declaraciones públicas de la administración estadounidense sobre el deseo de normalizar las relaciones bilaterales; también aumentan las tensiones en el escenario internacional».

Rusia responderá a una nueva ola de las sanciones estadounidenses contra sus ciudadanos, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia.

«Como antes, este movimiento anti-ruso no se quedará sin una respuesta. <…> También pedimos a los políticos estadounidenses que detengan sus inútiles juegos de sanciones de suma cero y recuperen el sentido común», informó el ministerio.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia también expresó su «confusión con respecto a la nueva ola de sanciones contra Rusia».

El lunes por la mañana, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos anunció una nueva ola de sanciones contra Rusia en respuesta a los supuestos intentos de Rusia de influir en las elecciones de mitad de período de Estados Unidos del 2018.

Los funcionarios estadounidenses han incluido en la lista negra a dos ciudadanos rusos, Igor Nesterov y Denis Kuzmin, por presuntos vínculos con la Agencia de Investigación de Internet, que, según Washington, intentó influir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en el 2016. Las sanciones también cubren tres entidades registradas en las Seychelles: Autolex Transport, Beratex Group y Linburg Industries. El Tesoro de los Estados Unidos afirma que estas compañías tienen vínculos con el empresario ruso Yevgeny Prigozhin, acusado por Washington de financiar ataques de información contra Estados Unidos llevados a cabo por la Agencia de Investigación de Internet. Las sanciones también se dirigen a tres aviones y un yate perteneciente a Prigozhin.

La declaración publicada por el Tesoro de los EE.UU. también informó que se impondrían sanciones adicionales contra Dzheykhun Aslanov, Mikhail Burchik, Vadim Podkopayev, Vladimir Venkov y la Agencia de Investigación de Internet, que había sido incluida en la lista negra anteriormente.

Si un individuo se coloca en esta lista de sanciones, esto significa que sus activos en los EE.UU. se han congelado y que las entidades estadounidenses tienen prohibido hacer negocios con este individuo. Moscú ha refutado repetidamente las acusaciones de los intentos de Rusia de influir en las elecciones estadounidenses.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;