La embajada rusa en Oslo arremetió contra los informes de una incursión militar, calificándolos de «noticias falsas» y una «provocación grave» destinada a reforzar el gasto de defensa al presentar una falsa «amenaza rusa».

Los rumores sobre los soldados de las fuerzas especiales rusas en Svalbard y en la propia Noruega no son correctos, dijeron el Ministerio de Defensa de Noruega, las Fuerzas Armadas y el Servicio de Seguridad de la Policía de Noruega PST, refutando informes anteriores de medios independientes.

“Es completamente desconocido para el Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas que haya habido actividad militar rusa en suelo noruego. Eso incluye a Svalbard”, dijo un portavoz de las fuerzas armadas noruegas al periódico Klassekampen.

El Servicio de Seguridad de la Policía PST también rechazó las acusaciones de ejercicios de vigilancia y sabotaje rusos.

«No tenemos cobertura para decir que este informe es cierto», dijo el PST a Klassekampen.

La semana pasada, Rusia llevó a cabo un ejercicio militar en el mar de Barents, algo que confirman las autoridades rusas y noruegas. El ejercicio tuvo lugar en áreas marítimas cercanas a Svalbard, pero nunca violó ninguna normativa internacional.

Anteriormente, el sitio web independiente contra la guerra AldriMer informó, citando varias «fuentes de inteligencia aliadas» no especificadas que soldados de élite rusos conocidos como Spetsnaz e incluso «personal paramilitar contratado» han sido vistos en el archipiélago ártico de Svalbard. Según AldriMer, la información sobre los soldados rusos fue interceptada por aviones de vigilancia estadounidenses, entre otras cosas. Además, el sitio web informó que el personal de inteligencia ruso llevó a cabo «misiones de reconocimiento en Noruega continental», vestidos de civil.

Si bien la noticia recibió poca publicidad en los medios noruegos establecidos, se difundió ampliamente en las redes sociales. La embajada rusa en Oslo condenó enérgicamente los informes, calificándolos de «noticias falsas» y una «provocación grave» en un intento por garantizar más asignaciones de defensa al exagerar la supuesta «amenaza rusa». Ahora, incluso las autoridades noruegas han intervenido para refutarlos.

Según el Tratado de Svalbard de 1920, Noruega tiene soberanía sobre el archipiélago, mientras que otros firmantess, incluida Rusia, conservan el derecho a participar en actividades comerciales en su territorio.

Fuente

Etiquetas: ; ;