La declaración del presidente ucraniano, Vladimir Zelensky, de que Ucrania debería aprobar una nueva ley sobre un estatus especial para el Donbass podría indicar el impulso de Kiev para rechazar su firma de la fórmula Steinmeier, dijo hoy el director del Centro Ruso de Política Actual, Alexei Chesnakov, quien está familiarizado con las conversaciones.

«La declaración de Zelensky de que se aprobaría una nueva ley sobre un estatus especial para el Donbass suscita preocupaciones», dijo Chesnakov. «Esto recuerda el comportamiento de Poroshenko, quien inmediatamente intentó rechazar sus propios pasos para desconcertar y engañar a todos. Por un lado, Zelensky firma la fórmula Steinmeier que garantiza un estatus especial para el Donbass. Por otro lado, inmediatamente anuncia que este no es un estatus especial, sino algún otro estatus nuevo, pero aún no está claro cuál».

Esto refleja el impulso de Poroshenko para diluir el proceso de Minsk, reducirlo a imitaciones e incluso a tonterías, enfatizó el experto. «Ciertamente, ni Rusia ni Donbass reconocerán ninguna nueva ley sobre el estatus especial a menos que lo coordinen. El presidente ucraniano debe presentar sus ideas para la discusión del Cuarteto de Normandía (Rusia, Ucrania, Francia y Alemania) y el Grupo de contacto», dijo.

El enviado de Rusia al Grupo de Contacto, Boris Gryzlov, dijo que las partes en la reunión del martes habían respaldado «la fórmula Steinmeier», y señaló que «así hemos coordinado cómo se implementará la ley sobre el estatus especial para ciertas áreas de las regiones de Donetsk y Lugansk».

El presidente Zelensky dijo en una conferencia de prensa más tarde que la fórmula Steinmeier debía implementarse en una nueva ley sobre un estatus especial. Dijo que la ley actual sobre el estatus especial de Donbass estaría en vigencia hasta el 31 de diciembre y que el parlamento redactaría una nueva ley en estrecha coordinación y después de una discusión con la ciudadanía.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ;