Después de que se dio a conocer el 1 de octubre que todos los miembros del Grupo de Contacto Trilateral sobre la solución de la crisis en Ucrania habían firmado la fórmula Steinmeier, describiendo los términos para introducir un estatus especial para el Donbass, los opositores políticos del presidente ucraniano Vladimir Zelensky condenaron este movimiento como «capitulación». Se quejan de que la fórmula estipula un acuerdo político a través de elecciones e introduciendo un estatus especial para el Donbass sin resolver problemas de seguridad vitales. Yulia Timoshenko, líder del partido «Batkivshchina» que tiene 24 escaños en el parlamento ucraniano, afirmó que la fórmula Steinmeier congelaría el conflicto en el Donbass como en la región separatista de Transnistria de Moldavia.

Ahora, los líderes del Cuarteto de Normandía (Rusia, Ucrania, Francia y Alemania) tendrán que coordinar una hoja de ruta para resolver la crisis, escribe RBC. Aunque las partes han respaldado esta fórmula, algunos problemas fundamentales aún deben resolverse, dijo al medio el politólogo ucraniano Vladimir Fesenko. «Esta ‘fórmula’ por sí sola no resolverá nada. Si las operaciones militares no se detienen, si es imposible llevar a cabo y consolidar el retiro de tropas, como se acordó en la actualidad, si el problema de seguridad durante las elecciones no se resuelve, quién y cómo lo garantizarán, lo cual es imposible sin desplegar fuerzas de paz, entonces la fórmula no funcionará», predijo el experto.

Según Fesenko, hay una «solución» de compromiso a la disputa sobre el tema del control fronterizo: será implementada por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa durante las elecciones y luego por Ucrania. Además, Kiev rechazará la propuesta de que las autoridades del Donbass organicen las elecciones. En el escenario más probable, el Cuarteto de Normandía debería considerar las propuestas, reflexionar sobre posibles problemas e informar a los asistentes para que continúen el trabajo a fin de firmar la hoja de ruta en la próxima reunión.

«Tenemos un motivo de optimismo porque, a diferencia de Poroshenko, Zelensky está decidido a llegar a un compromiso», dijo Fesenko. Sin embargo, es poco probable que el parlamento apruebe la nueva ley sobre un estatus especial para el Donbass sin resolver los problemas antes mencionados, enfatizó. Según una experta del Centro Carnegie de Moscú, Tatiana Stanovaya, el movimiento de Ucrania para entintar la fórmula Steinmeier es un gesto simbólico, y es demasiado pronto para hablar sobre cualquier progreso serio en el diálogo de Kiev con Moscú. «Este es un pequeño paso, que Ucrania ha tomado para abrir el camino hacia la celebración de la cumbre del Cuarteto de Normandía, pero habrá negociaciones más duras por delante», dijo al medio.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ;