Estados Unidos ha estado tratando de convencer a sus aliados y al resto del mundo de que abandonen la tecnología 5G de Huawei por una supuesta amenaza a la seguridad nacional. Sin embargo, no todos están convencidos de que la empresa tecnológica china represente un riesgo.

Al tiempo que restringe a las empresas estadounidenses de hacer negocios con el proveedor de equipos de telecomunicaciones más grande del mundo, Estados Unidos también ha estado tratando de convencer a otros países de que Beijing podría utilizar el equipo de Huawei para espiar, una acusación que la firma y el gobierno chino niegan.

Aquí hay una lista de países europeos que todavía son reacios a hacer que el desarrollo tecnológico sea una víctima de la política estadounidense.

Rusia
Moscú nunca ha estado ansioso por inclinarse ante la presión estadounidense, a pesar de enfrentar múltiples rondas de sanciones. Mientras la cooperación con su mayor socio comercial, China, está floreciendo, las compañías rusas están tratando activamente con Huawei en el desarrollo de 5G.

A fines de agosto, el gigante tecnológico chino ayudó al operador móvil ruso MTS a lanzar un plan piloto 5G en Moscú. Al mismo tiempo, se lanzó la red súper rápida en Kronshtadt, una ciudad no lejos de San Petersburgo, que se convirtió en la primera ciudad en Rusia en obtener una cobertura 5G casi completa.

Noruega
Noruega se convirtió en el último país en anunciar que Huawei no tendrá prohibido construir la red de telecomunicaciones 5G del país a pesar de las consideraciones anteriores. El cambio de opinión se produjo a fines de septiembre, cuando el ministro de Digitalización, Nikolai Astrup, dijo que «depende de las propias empresas elegir proveedores», ya que Oslo no tiene prohibiciones contra ningún proveedor.

Alemania
A principios de septiembre, Deutsche Telekom anunció que su red móvil 5G comenzó a funcionar en cinco ciudades alemanas. Según los informes, Huawei proporciona al operador, así como a otros operadores como Vodafone Group y Telefónica, algunos de los equipos esenciales, como antenas y enrutadores.

La principal economía europea resistió la presión de Estados Unidos para excluir a Huawei del desarrollo de 5G cuando solo había comenzado las subastas de ondas de radio listas para 5G, diciendo que no quiere prohibir a ningún proveedor de equipos el despliegue de la red.

En marzo, la canciller Angela Merkel dijo que no prohibirá una empresa «simplemente porque es de un determinado país», en aparente pista sobre la situación en torno a Huawei.

Hungría
El país centroeuropeo no ha lanzado redes móviles 5G hasta ahora, pero planea ponerlo en funcionamiento a fines de 2019. A principios de este año, Hungría rechazó las acusaciones de Estados Unidos contra Huawei, diciendo que no hay pruebas de que la empresa represente una amenaza para la UE o Estados de la OTAN

“Hemos adoptado una postura bastante pragmática, la misma, de hecho, que Alemania. No se ha demostrado que la tecnología de Huawei suponga ningún riesgo para Hungría, ya que no hemos visto [datos] que lo respalden «, dijo el ministro Laszlo Palkovics.

Suiza
A pesar de algunas protestas locales contra el despliegue de 5G en el país, de personas que temen que la tecnología represente un riesgo para la salud, los operadores locales ya están implementando la red.

En marzo, Sunrise lanzó la primera red súper rápida del país, que abarca 150 ciudades y pueblos. Huawei fue elegido para ser un proveedor clave. El gigante tecnológico chino proporcionó al operador tecnología de punta a punta, incluida la red de acceso por radio, la red de transporte y la red central.

Reino Unido
Gran Bretaña parece ser más sensible a las afirmaciones de Washington, ya que el gobierno ha estado lidiando con si permitir que Huawei suministre tecnología 5G durante meses. En septiembre, el secretario de Defensa, Ben Wallace, prometió que pronto se tomará una decisión final.

Sin una prohibición general introducida hasta el momento, las compañías locales de telecomunicaciones están trabajando con entusiasmo con el fabricante chino de equipos, incluido el desarrollo de redes 5G.

El proveedor británico Three UK, una subsidiaria de CK Hutchison Holdings, utiliza Huawei dentro de su red de acceso de radio, ya que considera que su tecnología es la más avanzada para la implementación de 5G. En junio, el director de estrategia de red de la empresa, Phil Sheppard, dijo que el equipo de Huawei podría usarse para el lanzamiento ultrarrápido de la red a finales de este año.

Mientras tanto, Vodafone UK advirtió que prohibir los equipos Huawei tendría consecuencias dramáticas, ya que incluso el reemplazo de una estación 4G existente puede costar millones y ralentizar aún más la implementación de 5G.

España
En junio, la sucursal española de Vodafone lanzó los primeros servicios móviles comerciales 5G en el país utilizando equipos Huawei. La red móvil ultrarrápida cubrió 15 ciudades españolas importantes, incluidas Madrid, Barcelona, ​​Valencia y Sevilla.

Francia
Los legisladores franceses son cautelosos sobre el despliegue de redes 5G y están debatiendo un proyecto de ley destinado a endurecer las reglas de seguridad. El proyecto de ley no apunta directamente a Huawei, por lo que el gigante tecnológico chino aún tiene la oportunidad de ganar un contrato cuando comience el despliegue planificado en 2020.

«Queremos llevar a cabo un control cuidadoso de este despliegue 5G … sin designar a un operador como no deseado en Francia», dijo el ministro de Finanzas, Bruno Le Maire, en mayo.

Huawei es el líder mundial en tecnología 5G. La compañía china dice que ha asegurado más de 50 contratos comerciales para 5G, con más de la mitad de ellos en Europa.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;