El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ratificó hoy la voluntad del Gobierno de defender los derechos de soberanía sobre la región del Esequibo, en litigio con Guyana.

A través de un mensaje difundido en la red social Twitter, el jefe de Estado se refirió a la ‘nefasta y nula decisión conocida como el Laudo Arbitral de París’, hace 120 años, en la cual potencias imperiales pretendieron arrebatar a la nación sudamericana el Esequibo.

‘Ratificamos la voluntad de defender nuestra soberanía por la vía diplomática. ¡El sol de Venezuela, nace en el Esequibo!’, escribió el mandatario en la plataforma digital.

El Laudo Arbitral de París del 3 de octubre de 1899 fue la sentencia emitida por un tribunal reunido en la capital francesa, en la cual participaron Estados Unidos (en representación de Venezuela) por una parte y Reino Unido (como propietario de la colonia de Guayana Británica, actual República Cooperativa de Guyana) por la otra.

Ambas representaciones habían convenido someter a arbitraje internacional la disputa sobre la frontera al oeste de la colonia británica y el este de la independiente Venezuela, como mecanismo de solución amistosa al diferendo territorial.

El dictamen fue favorable a Reino Unido al adjudicarle el territorio denominado por Venezuela como Guayana Esequiba, ante lo cual el país sudamericano protestó el laudo resuelto por el tribunal arbitral por considerar que habían existido vicios de nulidad en la decisión.

Sin embargo, no fue hasta 1962 cuando Venezuela logró un avance tangible al denunciarlo ante la Organización de Naciones Unidas, después del hallazgo de documentos que comprometieron la legalidad del mismo.

En fecha reciente, el reclamo histórico sobre la Guayana Esequiba vivió un nuevo episodio al salir a la luz pública testimonios que vinculan al diputado opositor Juan Guaidó -reconocido por Estados Unidos y sus aliados como presidente interino- con una supuesta conspiración para ceder ese territorio a intereses foráneos.

Luego de estas revelaciones, Maduro exigió una rectificación de la oposición sobre el tema del Esequibo como condicionante para proseguir el proceso de diálogo con sectores de la derecha.

Tras las denuncias formuladas por el ejecutivo, el Ministerio Público inició una investigación penal contra Guaidó, Vanessa Neumann y Manuel Avendaño por su vinculación a la trama conspirativa para ceder el territorio a cambio de apoyo político a su autoproclamado gobierno interino.

El fiscal general, Tarek William Saab, indicó entonces que Guaidó, su asesor Avendaño, y Neumann -venezolana residente en Estados Unidos y trabajadora del Departamento de Defensa de ese país- estaban involucrados en la negociación ilegal del Esequibo.

Ante esta situación, Avendaño, designado en el cargo ficticio de coordinador de la Oficina Internacional del Presidente Encargado de Venezuela, optó por refugiarse en la residencia de la embajada de Chile en Caracas, en busca de protección y donde le otorgaron la calidad de huésped, informó la cancillería del país austral en un comunicado.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;