Las protestas por los recortes en los subsidios al combustible paralizaron nuevamente el transporte en las principales ciudades ecuatorianas, un día después de los disturbios en los que 275 personas fueron arrestadas y 28 policías resultaron heridos, dice el gobierno.

Testigos dijeron que los servicios de autobuses y taxis continuaron en huelga el viernes luego de que los precios del combustible se dispararon el jueves luego de las medidas fiscales del presidente Lenin Moreno a principios de semana.

El jueves, manifestantes enmascarados arrojaron piedras y combatieron a la policía en la capital, Quito, causando grandes daños en los peores disturbios en la nación productora de petróleo de 17 millones de personas en años.

Moreno, poniendo a Ecuador en una senda más favorable al mercado después de años de gobierno izquierdista y alineando políticas para cumplir con un préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI) de $ 4.2 mil millones, ha eliminado los subsidios de combustible de décadas y anunció reformas fiscales.

Eso ha enfurecido a los sindicatos del transporte, a cuya acción se han unido grupos indígenas, estudiantes y otros sindicatos.

A última hora del jueves, 275 personas habían sido arrestadas y 28 policías heridos, dijo el Ministerio del Interior.

Cuando el gobierno declaró el estado de emergencia el jueves, la policía desplegó vehículos blindados y utilizó gases lacrimógenos para repeler a los manifestantes y evitar que llegaran al palacio presidencial.

Los precios del diesel subieron de $ 1.03 a $ 2.30 por galón el jueves, mientras que la gasolina subió de $ 1.85 a $ 2.39.

Ecuador tiene una larga historia de inestabilidad política.

Las protestas callejeras derrocaron a tres presidentes durante la crisis económica en la década anterior al antecesor de Moreno, Rafael Correa, en el poder en 2007.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;