Tras la llegada de miles de migrantes a las islas en el este del Egeo, el gobierno griego ahora quiere sacar a más de 10.000 inmigrantes ilegales de los campamentos de refugiados locales al continente. Esto se decidió después de una reunión entre el Ministro de Defensa Civil de Grecia, Michalis Chrysohoides, y los gobernadores de 13 regiones de Grecia.

“No hay otra manera. Algunas islas tienen más inmigrantes que habitantes locales», dijo Panagiotis Nikas, gobernador de la península del Peloponeso, en la televisión griega (ERT) después de la reunión. «Debemos actuar ahora y aceptar a las personas».

En abril, el número de migrantes que vivían en las islas había bajado a 14.000, sin embargo, desde entonces, han llegado más y más migrantes. Según la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), 8.103 migrantes llegaron a las islas en agosto. Más de 29.000 migrantes viven actualmente en las islas de Lesbos, Chios, Samos, Leros y Kos. Este es el mayor número de migrantes que viven en las islas desde la entrada en vigor del Pacto de Refugiados entre la UE y Turquía en marzo del 2016.

El Pacto de refugiados UE-Turquía establece que la UE debe devolver a todos los refugiados y migrantes que lleguen ilegalmente a las islas griegas a través de Turquía. Sin embargo, debido a la falta de personal, las solicitudes de asilo en las islas griegas son demasiado lentas.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;