El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo en su reciente discurso en Ankara que Estados Unidos no ha respondido a las expectativas de Turquía con respecto al proceso de creación de una zona segura, a pesar de que ya han pasado dos meses desde que llegaron a un acuerdo sobre el tema con el lado estadounidense.

Turquía exige que se establezca una zona segura de 30-40 kilómetros de profundidad en el norte de Siria, y también insiste en la necesidad de retirar las formaciones militares kurdas, incluido el YPG / PYD de la región, para garantizar su control sobre el área.

El vicepresidente del Comité de Defensa Nacional del Parlamento turco, diputado del gobernante Partido de Justicia y Desarrollo (APK), Refik Ozen, hablando con Sputnik sobre la situación actual en torno al tema de la creación de una zona segura, enfatizó la falta de confianza de Turquía en los Estados Unidos sobre este asunto:

«La situación muestra que nuestras preocupaciones sobre la procrastinación y la pérdida de tiempo por parte de nuestros colegas estadounidenses, lamentablemente, se han convertido en una realidad. Por nuestra parte, en el curso de las negociaciones con ellos, señalamos nuestra posición firme sobre la situación en el norte de Siria. Por supuesto, nos gustaría trabajar junto con los estadounidenses para limpiar la región de elementos terroristas».

«Sin embargo, a pesar de las patrullas y vuelos conjuntos en curso, aún no hemos logrado el resultado deseado. Pronto nos enfrentaremos a la tarea de crear un corredor de paz en el norte de Siria a 30 km de profundidad en el país, y tenemos la intención de establecerlo con o sin Estados Unidos», dijo.

Ozen hizo hincapié en que Turquía ha abogado por la preservación de la integridad territorial de Siria desde el principio:

Según él, el objetivo de Ankara es garantizar la posibilidad de que 4 millones de sirios, actualmente alojados en Turquía, regresen a su tierra natal.

«En la zona creada, queremos construir 140 aldeas con una población de 5000 personas y 50 asentamientos con una población de 30.000 personas, creando un ambiente adecuado para vivir. Queremos crear tal infraestructura para que nuestros hermanos sirios, que ahora están en Turquía, puedan regresar a casa y vivir en sus tierras», explicó Ozen.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;