La administración estadounidense está estudiando la posibilidad de retirarse del Tratado de Cielos Abiertos, dijo el lunes el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Eliot Engel.

«Estoy profundamente preocupado por los informes de que la Administración Trump está considerando retirarse del Tratado de Cielos Abiertos y lo insto encarecidamente contra una acción tan imprudente», dijo el legislador estadounidense en una carta al asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Robert O’Brien.

«Este tratado ha proporcionado una importante transparencia militar para sus 34 países firmantes desde que entró en vigor en el 2002. La retirada estadounidense solo beneficiaría a Rusia y sería perjudicial para los intereses de seguridad nacional de nuestros aliados y socios», se lee en la carta, cuyo texto fue publicado por la oficina de Engel. «El Tratado de Cielos Abiertos permite a los Estados Unidos y nuestros aliados y socios en Europa monitorear los despliegues militares rusos. Los vuelos de observación en virtud del Tratado han generado información adicional sobre la acción militar rusa en Ucrania».

Riesgos para la alianza

En opinión del congresista estadounidense, la retirada del tratado dividirá la unión transatlántica y socavará la confianza en los Estados Unidos como un socio confiable para garantizar la seguridad europea.

«Si la Administración está considerando un cambio de estatus en el Tratado, debe ser parte de un proceso transparente que incluya una revisión exhaustiva entre agencias y consultas con el Congreso, y que proporcione a otros firmantes una comprensión clara de sus intenciones», dijo Engel. «Que yo sepa, la Administración no ha celebrado consultas significativas con nuestros aliados y socios sobre este asunto. Dichas consultas son un requisito previo para navegar con éxito cualquier cambio importante de política con el Tratado».

Las oficinas de prensa de la Casa Blanca y el Departamento de Estado no hicieron comentarios sobre el contenido de la carta. Sin embargo, una fuente de alto rango del gobierno de Estados Unidos no rechazó directamente la información, citando la política de no comentar temas que ahora se están discutiendo.

Rusia no es una justificación

Según Engel, el Congreso es consciente de las preocupaciones de la administración estadounidense con respecto a la implementación del tratado por parte de Rusia.

«Respaldo los esfuerzos de la Administración para garantizar la plena aplicabilidad del Tratado a Kaliningrado y a los territorios georgianos de Abjasia y Osetia del Sur, y apoyo las restricciones establecidas en los vuelos rusos sobre los Estados Unidos en respuesta», dijo. «Pero está claro que estas preocupaciones de implementación no se elevan al nivel de incumplimiento material del Tratado, una excusa que se vende como la posible razón para la retirada».

En su opinión, las relaciones con Rusia se han vuelto «más duras y complicadas» en la última década.

«El diálogo y la interacción con Rusia son importantes durante este tiempo de mayor tensión y mayor potencial de error de cálculo», dijo el legislador estadounidense.

Agregó que el Tratado de Cielos Abiertos continúa sirviendo a los intereses de seguridad nacional de los Estados Unidos.

Fuente

Etiquetas: ; ;