Las visitas pagadas por los empleados de la organización de los «Cascos Blancos» que operan en Siria a Europa y otros estados constituyen una amenaza para estos países, dijo el lunes el experto ruso, director de la Fundación para el Estudio de la Democracia, Maxim Grigoriev, en Madrid.

Según él, ya se han proporcionado pruebas claras de que el incidente del ataque químico en Douma fue falsificado, así como otros ataques químicos en Siria. «Es suficiente revisar Facebook y otros materiales de las redes sociales, muchos miembros de los «Cascos Blancos» posan con armas, cuentan historias de ellos participando en hostilidades armadas. Es evidente que cuando esta gente llega a Europa y otros países representa una amenaza directa a estos países», dijo. «Al ser una organización no gubernamental, no puedo tener datos sobre cuántas de estas personas cruzaron las fronteras de un país europeo específico», agregó Grigoriev.

«Los «Cascos Blancos» es una organización creada y financiada por países occidentales», cree el experto. «En primer lugar, la tarea principal de la organización es una guerra de información y propaganda contra Siria. En segundo lugar, está justificando y apoyando la agresión de estos países contra Siria», subrayó el experto. «En tercer lugar, está formando una estructura en Siria, que uniría a muchas fuerzas de la oposición y serviría como un canal de financiación de estos grupos para pagar salarios a los miembros de estos grupos de oposición y, a veces, terroristas».

«Cuando las tropas soviéticas estaban en Afganistán en el pasado, los Estados Unidos y otros estados financiaron activamente la organización, que más tarde se denominó terrorista, fue Estados Unidos quien entrenó a [antiguo jefe de Al-Qaeda eliminado en el 2011 Osama] Bin Laden», dijo. Según el experto, «en gran medida, estos pseudo terroristas islámicos que ahora están organizando ataques en Europa, sus predecesores o ellos mismos, aparecieron en la década de 1980 cuando estos grupos fueron creados con el apoyo directo de Estados Unidos».

«Y más tarde, estos mismos grupos comenzaron a atacar a Estados Unidos 20 años después», dijo el experto. Grigoriev también supuso que había sucedido «porque varios países creen que el financiamiento clandestino de grupos terroristas es una herramienta conveniente para lograr sus objetivos en otros países».

Fuente

Etiquetas: ; ; ;