Las Fuerzas Armadas (FFAA) de Bolivia mantienen hoy 11 comandos en la Chiquitanía, Santa Cruz, pese a que los focos de calor quedaron reducidos a cero, según el jefe de ese cuerpo militar, William Kaliman.

‘Los datos al 6 de octubre es que en este momento nos encontramos con cero focos de calor, las FFAA estamos manteniendo todavía los 11 comandos incluyendo el comando central en la ciudad de Santa Cruz’, aseguró Kaliman en declaraciones a la radioemisora Red Patria Nueva.

De acuerdo con el oficial de alta jerarquía, intensas lluvias en esa región se unieron al trabajo de más de un mes realizado por cerca de cinco mil bomberos, policías, militares, voluntarios civiles nacionales y extranjeros, así como un apoyo logístico estatal valorado en más de 23 millones de dólares.

Añadió que todos los comandos realizan patrullaje de control para evitar que algún foco cobre fuerza o para realizar la inmediata tarea de apagar un posible fuego.

Fuentes gubernamentales bolivianas reportan el combate de las llamas en la Chiquitanía por aire y tierra, incluidas acciones como el alquiler de la aeronave más grande del mundo, el Boeing 747 Supertanker; el mayor avión ruso de carga y antincendios, el Ilyushin 76 (IL-76), cedido por el Kremlin en calidad de préstamo, y el helicóptero Chinook.

En las operaciones intervinieron también otras 17 naves de hélice horizontal de menor capacidad, siete avionetas y 260 vehículos para la transportación de bomberos, 56 camiones cisterna y 26 ambulancias.

Todo este esfuerzo permitió reducir los focos de calor de más de ocho mil en el peor momento, el 17 de agosto, a menos de 20 el sábado último.

Al informar algunas cifras a la red Patria Nueva, Kaliman precisó que ‘hemos hecho hasta el 6 de octubre dos mil 56 operaciones, el Supertanker ha hecho 150 descargas y ha descargado 11 millones 250 mil litros de agua’.

Indicó que el IL-76 en 61 operaciones descargó un total de dos millones 440 mil litros, y el total de agua ‘bombardeada’ hasta el 6 de octubre fue de 24 millones 776 mil 137 litros.

Añadió que con el empleo de 22 maquinarias pesadas quedaron abiertas 21 una brechas que en total sumaron unos 20 kilómetros de apertura para evitar la expansión de las llamas por entre las áreas forestales.

Respecto al plan postincendio para liquidar las consecuencias de los siniestros, el militar sostuvo que las FFAA están dispuestas a ejecutar las tareas recomendadas por expertos e instituciones gubernamentales, tal como ocurrió desde agosto hasta el mes en curso.

Anticipó que el plan postincendio dispondrá de recursos del Tesoro General de la Nación y de organismos internacionales que expresaron su voluntad solidaria.

Entre esos foros multilaterales figuran el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, el Banco de Desarrollo de América Latina, el Interamericano de Desarrollo y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América.

Igualmente, confirmaron que apoyarán a Bolivia la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y el Fondo Financiero para el Desarrollo de los Países de la Cuenca del Plata.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;