Rusia está elaborando propuestas para contrarrestar una iniciativa francesa, que busca castigar a cualquier país por violar las normas del Consejo de Europa (CE), informó a Izvestia una fuente de la Misión Permanente de Rusia ante la organización.

«Estamos trabajando en nuestras propuestas. Actualmente, no existe un mecanismo de borrador específico», dijo la fuente.

Según la propuesta francesa, el procedimiento puede ser iniciado por cualquiera de las tres instituciones del Consejo: el Comité de Ministros, la Asamblea Parlamentaria o el secretario general. Si no se avanza en la solución del problema, el Comité de Ministros puede expulsar del Consejo de Europa a un país que violó las reglas de la organización.

Sin embargo, los expertos señalan que, dadas las contradicciones actuales, cuando el CE apenas comienza a salir de la crisis, el mecanismo propuesto podría exacerbar las dificultades y no conducirá a la cooperación.

Según Mark Entin, jefe del Departamento de Derecho Europeo de la Universidad MGIMO, la iniciativa francesa es el resultado de un acuerdo poco exitoso entre Moscú y los estados europeos sobre el regreso de Rusia a la APCE. Las posibilidades para su reforma han sido deliberadamente limitadas, subrayó el experto.

«La diplomacia rusa se enfrenta ahora a una tarea bastante difícil pero explicable: asegurar que las ideas de cooperación y soluciones mutuas a los problemas prevalezcan en ese mecanismo», dijo al periódico.

Uno de los problemas clave es que 28 de los 47 escaños en el Consejo de Europa están controlados por los países miembros de la UE, que comparten una postura consolidada y representan a la mayoría en el Consejo de Europa. Según Entin, Rusia necesita obtener garantías de esos países de que el procedimiento propuesto se implementará honestamente y se basará en el principio de igualdad.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;