El Poder Ejecutivo de los Estados Unidos no participará en la investigación de juicio político iniciada por los demócratas en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca en un comunicado publicado el martes.

«El presidente no ha hecho nada malo y los demócratas lo saben», dice el comunicado. «Por razones puramente políticas, los demócratas han decidido que su deseo de anular el resultado de las elecciones del 2016 les permite llevar a cabo una llamada investigación de juicio político que ignora los derechos fundamentales garantizados a todos los estadounidenses. Estos procedimientos partidistas son una afrenta a la Constitución. ya que están detenidos a puerta cerrada y le niegan al presidente el derecho de llamar a testigos, interrogar a los testigos, tener acceso a la evidencia y muchos otros derechos básicos», continuó la declaración.

«La carta demuestra que la investigación de los demócratas carece de cualquier fundamento constitucional legítimo, cualquier pretensión de justicia e incluso las protecciones de debido proceso más elementales. Los demócratas persiguen objetivos puramente partidistas, incluida la influencia en las próximas elecciones del 2020. En el proceso, están violando libertades civiles y la separación de poderes, amenazando a los funcionarios del Poder Ejecutivo con un castigo simplemente por ejercer sus derechos y prerrogativas constitucionales», agrega el comunicado.

«Por estas razones, no se puede esperar que el Poder Ejecutivo participe y no participará en este ejercicio de teatro político partidista», subrayó el comunicado.

«Sin embargo, el presidente Trump y toda su administración seguirán luchando por el pueblo estadounidense, haciendo crecer la economía, creando prosperidad y protegiendo los intereses de Estados Unidos en el país y en el extranjero», concluyó el comunicado.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;