En medio de acaloradas manifestaciones y enfrentamientos con la policía antidisturbios con armadura por nuevas medidas de austeridad, los manifestantes irrumpieron en el edificio del parlamento de Ecuador, que quedó vacío después de que el gobierno se mudó, para una breve manifestación.

Se podían ver decenas de manifestantes dentro del edificio de la asamblea nacional en videos publicados en las redes sociales el martes, algunos ondeando banderas en el podio de la cámara, y otros cantando consignas contra el presidente Lenin Moreno, quien ha sido criticado por una serie de recortes de gastos y otros medidas de austeridad vinculadas a un acuerdo de préstamo del FMI firmado en marzo.

Aunque la policía pudo mantener a la mayoría de los manifestantes alejados del parlamento con espesas nubes de gases lacrimógenos, varias docenas lograron abrirse paso a través de la seguridad y entrar en la cámara, que estaba vacía después de que las autoridades evacuaron los edificios del gobierno en la ciudad capital el lunes. Realizaron una breve demostración antes de retirarse, después de lo cual la policía recuperó el control del edificio.

Se observó una importante presencia policial en las áreas que rodean a la asamblea nacional, donde las fuerzas de seguridad se enfrentaron con manifestantes empuñando piedras, palos y otras armas improvisadas. La policía, algunos a caballo, en moto o en vehículos blindados, respondió con gases lacrimógenos y garrotes.

Una reunión más grande de varios miles se reunió cerca del edificio del parlamento, desafiando el decreto de emergencia nacional de Moreno, que prohibió la asamblea pública y puso restricciones a las libertades de prensa. Muchos de los manifestantes provienen de comunidades pobres e indígenas en todo Ecuador, donde los recortes de gastos han tenido el mayor costo, particularmente la eliminación de los subsidios a los combustibles.

A medida que la gente continúa llegando a Quito para participar en las manifestaciones, ahora en su sexto día, los manifestantes se preparan para una huelga general el miércoles, con la esperanza de obligar al gobierno a actuar según las demandas para reconsiderar las medidas de austeridad. Habían planeado confrontar al presidente y mantener un diálogo en algún momento durante las protestas, pero Moreno trasladó la sede del gobierno a Guayaquil y huyó allí el lunes por la noche.

Las escuelas públicas de todo el país se han cerrado temporalmente durante los disturbios, junto con el transporte público en la ciudad capital.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;